Publicado 14/03/2014 18:11CET

Navarro: "Espero dejar los récords en una posición difícil de llegar"

BARCELONA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El jugador y capitán del FC Barcelona Juan Carlos Navarro ha manifestado este viernes que espera dejar los récords que posee en la Euroliga, entre ellos el que logrará esta noche ante Olympiacos al convertirse con 253 en el jugador con más partidos a sus espaldas, en una posición a la que sea "difícil de llegar" además de querer sumar, como su gran objetivo, una tercera Euroliga.

"Ser el que más partidos ha jugado te hace mayor, te da más experiencia, pero quiero más. Estoy orgulloso de esto, de ser quien más triples lleva también, espero dejar los récords en una posición a la que sea difícil llegar", manifestó en una entrevista a la Euroliga recogida por Europa Press.

Por ello, intentará subir el listón al máximo. "Quiere decir que estoy en un club importante, que hemos disputado muchos partidos porque hemos llegado muy lejos siempre, y me lo he trabajado para estar aquí. Agradezco a todos los entrenadores por haber confiado en mí, sigo trabajando para seguir anotando, y a seguir", se sinceró.

No obstante, no todo le ha sido tan fácil siempre. Por ejemplo, dio gracias por poder jugar desde bien pequeño en el club de toda su vida, exceptuando el año en Memphis. "Tuve suerte, ellos siempre confiaron en mí pese a ser muy joven y siempre me dieron una oportunidad. Los primeros años son a veces durillos, con pocas oportunidades pero con mucha ilusión por hacerlo bien, cada partido era una final", recordó sobre sus inicios.

"Recuerdo el primer día que nos entrenamos con Pau en el primer equipo, imagina los nervios y ganas de hacerlo bien. Tenía más nervios en aquel entrenamiento que en cualquier partido", aseguró al respecto.

Entre los mejores logros, una primera Euroliga ganada en el Sant Jordi de Barcelona en que no era todavía el ídolo y referente, sino una grandísima promesa. "Jugar en un escenario así ante tu gente, no has ganado nunca la Euroliga, y la semifinal fue el partido perfecto para hacer lo que hicimos, fue muy difícil ganarla. Este robo fue histórico. En la final llevamos el partido a nuestro terreno. Fue un año mágico, nuestra primera Euroliga, y algo necesario", argumentó.

Ahora, todo lo contrario, es un espejo en el que seguro se miran muchos jóvenes. "Estar cinco veces en el mejor quinteto de la mejor competición, imagina lo que significa. Siempre rodeado de grandes jugadores, que te respetan, y para mí es primordial. Me queda bastante carrera y espero seguir dando guerra", aseguró el cinco veces 'all-star' de la máxima competición europea.

Además, logró incluso ser 'MVP' del 'Viejo Continente' en 2009. "Volví tras un mal año en la NBA para ganar títulos y lo hice, ha funcionado. En 2009 ser considerado el mejor de la Euroliga, de Europa, tiene un sabor especial. Pero me quedo con las dos Euroligas, y sobre todo con el 'MVP' de la final de París", se sinceró.

Y es que de camino a París dejaron en la cuneta al eterno rival, algo que siempre tendrá en el recuerdo. "Siempre jugar contra el Madrid es algo especial, pero cuando te enfrentas contra ellas en Euroliga más aún, y más si es unos 'play-off'. En París, tras ganar a ese CSKA que era como nuestra barrera en semifinales, nos dio alas para ganar", apuntó sobre la victoria ante el Olympiacos, rival de esta noche, en Bercy.

Para leer más