Actualizado 13/12/2017 12:41 CET

Ulissi, último corredor sancionado por dar positivo por salbutamol

Diego Ulissi
GIRO DE ITALIA

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ciclista italiano Diego Ulissi es el último que ha sido sancionado por dar positivo por salbutamol, la misma sustancia por la que Chris Froome (Sky) dio un resultado analítico adverso durante la pasada Vuelta a España.

Ulissi, entonces en las filas del Lampre Merida, fue controlado positivo durante el Giro de Italia de 2014 después de que su muestra ofreciese la presencia de 1.900 nanogramos/mililitro, superior a los 1.000 permitidos y cercana a la que contenía la orina del cuatro veces ganador del Tour de Francia (2.000).

Por este motivo, el ciclista, que reconoció que no tuvo intención de mejorar sus prestaciones y que fue una negligencia, lo que no le libró de nueve meses de sanción. Al igual que el británico, Ulissi también usó el inhalador.

Además, la web 'cyclingnews.com' recuerda otros casos similares como los del velocista Alessandro Petacchi, castigadde o en 2008 diez meses por una cantidad de 1.352 nanogramos/mililitro o de otro corredor italiano, Leonardo Piepoli, no recibió ninguna sanción.

A principios de los 90, el navarro Miguel Indurain también se vio salpicado por un positivo por esta sustancia durante el Tour de l'Oise, pero no fue suspendido porque la UCI tenía la prescripción correspondiente.

El diario 'Le Monde' informó en 2007 de que Óscar Pereiro había dado positivo por salbutamol en el Tour de Francia de 2006, donde quedó segundo y que finalmente ganó por el positivo de Floyd Landis, pero el gallego también tenía la autorización pertinente. Sí fue sancionado Igor González de Galdeano, que no pudo correr en Francia durante medio años por un positivo similar en el Tour de 2002 por el que la UCI no le castigó, pero sí las autoridades francesas.

El salbutamol es un fármaco broncodilatador que se usa para tratar el asma y muy beneficioso durante la actividad física, que se puede administrar por vía oral, intravenosa o mediante un inhalador como el conocido Ventolin.

Hay una prueba de laboratorio para determinar si su alta concentración se debe a una administración reciente o a una acumulación de tomas antiguas, el cual podría ser el caso de Froome, que no superó los niveles permitidos en ninguno de los otros controles que se le realizaron.