Aduriz rompe el muro de Iraizoz y el Athletic vence casi cuatro meses después

Aritz Aduriz Athletic Girona
LALIGA
Publicado 10/12/2018 23:06:08CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Athletic Club ha conseguido este lunes, catorce jornadas después, una victoria en LaLiga Santander en el estreno de Gaizka Garitano en el banquillo bilbaíno, al vencer, con un tanto de penalti de Aritz Aduriz en el descuento, al Girona (1-0), y recobra la esperanza de salir de los puestos de descenso.

El cuadro bilbaíno, que no ganaba desde el debut el Liga el 20 de agosto ante el Leganés (2-1), cambió por completo la cara respecto a la etapa del 'Toto' Berizzo y ofreció su mejor versión en el comienzo de la 'era Garitano'. Ahora, suma 14 puntos, las mismas con las que cuenta el Villarreal, que marca la zona de permanencia. El Girona, por su parte, se queda con 21 unidades, a una de Europa.

En el último duelo de la decimoquinta jornada en La Catedral, el gran protagonista fue, precisamente, un exjugador de la casa, Gorka Iraizoz, cancerbero de los 'leones' de 2007 a 2017. Y es que el portero pamplonés desbarató hasta tres claras ocasiones locales antes del cuarto de hora, una a disparo de Iñaki Williams y dos a remates de Aduriz.

La respuesta albirroja llegó en el minuto 19, cuando el 'Pichichi' de LaLiga, Cristhian Stuani, aprovechó un intento de despeje de Capa tras un buen pase de Portu para recoger el esférico y enviarlo al fondo de las mallas. Sin embargo, el colegiado recurrió al VAR y anuló el tanto tras percibir que el uruguayo se ayudó de la mano para controlar el balón.

Tras el susto, el Athletic retomó el control del partido, y de nuevo volvió a toparse con Iraizoz; en el 52, interceptaba un pase letal de Capa que pudo haber supuesto el primer gol vasco. Además, Yeray estuvo a punto de inaugurar el marcador poco después con un cabezazo que se topó por el camino con Aduriz, que desvió involuntariamente el remate.

El tramo final del encuentro fue de acoso y derribo vasco, y el portero del conjunto catalán todavía tuvo que actuar para impedir el tanto de cabeza de Aduriz en el minuto 74. Justo cuando el duelo entraba en el descuento, Ramalho derribaba a Muniain dentro del área y Prieto Iglesias decretaba penalti. Esta vez sí, Aduriz superaba a Iraizoz y daba, cuatro meses después de la primera, la segunda victoria al Athletic.