Messi espera reaparecer la próxima semana ante el Racing y encara su vuelta "sin ningún tipo de presión"

Actualizado 02/02/2007 19:53:32 CET

BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El delantero Leo Messi regresó hoy a Barcelona procedente de Argentina para ultimar la recuperación de la lesión que le tiene de baja desde hace casi tres meses y confirmó que espera reaparecer en el partido de la próxima semana ante el Racing en el Camp Nou.

Recién llegado, el jugador acudió al Camp Nou para someterse a una prueba médica y previamente ofreció una rueda de prensa en que avanzó que, si todo marcha según lo previsto, volverá a entrenarse con el grupo a partir del lunes y estará disponible ante el Racing.

"Eso es lo que hablamos con los doctores y con Juanjo Brau (el recuperador del club que ha supervisado sus entrenamientos en Argentina) y eso está previsto si las cosas van bien", explicó Messi, que añadió que "si puedo jugar un ratito, mejor".

"Estoy bien, pero llevo tres meses sin jugar al fútbol y estoy falto de fútbol", resumió. Además, dice haber aprendido de la experiencia de la lesión del año pasado y no temer una recaída: "Ya hice de todo, velocidad, balón...sólo me falta el fútbol".

SIN MIEDO NI PRESIÓN Y CON BOTAS NUEVAS

"Y miedo no tengo nada, sólo espero que me den el OK para entrenar con el grupo", prosiguió. Messi dio por superada la rotura del quinto metatarsiano del pie izquierdo que sufrió hace casi tres meses, el pasado 12 de noviembre, durante el partido ante el Zaragoza.

El internacional argentino, además, utiliza a raíz de esta lesión unas nuevas botas que ha diseñado la marca Adidas para proteger esa zona en los dos pies, con un refuerzo "un poco más duro", con las que ya ha estado entrenándose en Rosario durante su estancia en su país.

Ahora, asume "sin ningún tipo de presión", dijo, su regreso la competición, que coincide con la vuelta del goleador de referencia del Barcelona, Samuel Eto'o, tras cuatro meses de baja por una lesión de rodilla, y no cree que vayan a ser los "salvadores" del Barça.

"¿Presión? No, al contrario, yo tengo ganas de volver a estar dentro de la cancha y no siento ningún tipo de presión. Y Samuel menos que yo ya que tiene más experiencia", zanjó el argentino, quien además quitó hierro a los problemas de juego del Barcelona.

Messi comentó que "el equipo ha estado muy bien, sólo hay que mirar donde está en la tabla", aludiendo al liderato del Barcelona en la Liga, y que también es importante "ganar sin jugar bien", aunque apuntó que ante el Zaragoza en la Copa del Rey "pasó lo que pasó".

Durante este periodo, sólo ha seguido los partidos del Barça en diferido o en los resúmenes. Messi explicó que no veía "mucho" los partidos en directo "porque me daban ganas de estar y de llorar, y prefería esperar a que me dijeran el resultado".

Lesionado hace casi tres meses, Messi ya se asoma al final de este proceso de recuperación, en el que recordó que "el momento más duro fue al principio, cuando me operaron y no podía caminar". "Después, una vez dentro de la cancha para correr, ya fue todo más fácil".

"OJALÁ SE ARREGLE LO DE SAVIOLA Y SE QUEDE CON NOSOTROS"

Leo Messi, por último, no dudó en manifestar durante la rueda de prensa su deseo de que su compatriota Javier Saviola, que durante este periodo se ha convertido en el goleador del Barcelona, llegue a un acuerdo con el club para renovar su contrato y seguir en el Barça.

"Javier es un jugador importante y que marque goles es bueno para él y para el equipo. Ojalá se pueda arreglar el tema y que se quede con nosotros", dijo Messi a los periodistas antes de vestirse de corto en el Camp Nou para probar su estado físico ante los médicos.