Publicado 27/10/2020 08:19CET

Aquella negra noche que cocinó la última gran remontada madridista

   MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Real Madrid se medirá este martes en su segundo partido de la Liga de Campeones 2020-2021 al Borussia Moenchengladbach alemán, un rival vinculado a su historia pese a haberse medido únicamente en dos ocasiones, una de ellas con el recuerdo de la que es posiblemente la última gran remontada europea del conjunto madridista.

   Ambos clubs se habían visto las caras en la gran época del fútbol germano, liderado por el Bayern que fue tricampeón de Europa, pero que en la Bundesliga no podía con un Gladbach campeón de 1975 a 1977. Eso le dio pasaporte a la Copa de Europa donde en la campaña 75-76 se cruzó con el Real Madrid en cuartos.

   El 2-2 de la ida en Alemania le dio ventaja a los merengues para, en un partido polémico, resolver el pase a su favor tras empatar a uno con Santillana igualando el gol de inicial de un personaje posteriormente muy conocido por la afición madridista, Jupp Heynckes. Sin embargo, el Bayern ejecutó la revancha de sus compatriotas en semifinales.

   Y diez temporadas después, Real Madrid y Borussia se volvieron a ver las caras, esta vez en la Copa de la UEFA y con el equipo alemán ya no tan pujante y sin haber vuelto a ganar un título nacional. Fue un 27 de noviembre de 1985, en el RheinStadion de Dusseldorf, donde ya habían jugado la primera vez, y que cerca estuvo de ser una tumba para los jugadores de Luis Molowny.

   En una noche lluviosa, Alemania volvía a ser letal para el Real Madrid, que en sus dos anteriores visitas europeas al país había salido goleado ante el Kaiserlautern (5-0, vuelta cuartos Copa UEFA 81-82) y el Hamburgo (5-1, vuelta semifinales Copa de Europa 79-80).

   Y volvió a salir mal parado ante un Borussia que le arrolló y que al descanso ya ganaba por 2-0 tras los tantos de Mill y de Salguero en propia puerta. Un doblete de Rahn tras el descanso en apenas cinco minutos puso el 4-0 y aunque Gordillo maquilló el marcador, los locales aún tuvieron tiempo para que Lienen empujase el 5-1 a la red de Ochotorena.

   La eliminación parecía sellada, pero en aquella época, el Santiago Bernabéu se conjuraba para firmar grandes remontadas y así lo hizo el 11 de diciembre. El Real Madrid borró a su rival y dos goles de Valdano hacían presagiar el milagro cuando sólo se llevaban 18 minutos.

   Pero el Gladbach logró aguantar y frenar las embestidas hasta el tramo final del partido cuando emergió la figura de Carlos Alonso Santillana. El '9' devolvió todas las esperanzas a un cuarto de hora del final con el 3-0, y cuando el partido llegaba a su fin, 'cazó' el cuarto para hacer explotar de júbilo a un Bernabéu abarrotado.

   El Real Madrid se proclamó campeón del torneo por segundo año consecutivo, levantando en semifinales también un 3-1 al Inter en casa, con un 5-1 final con prórroga incluida, pero para muchos, aquella noche ante el Gladbach fue la última gran remontada europea.

Para leer más