Actualizado 29/04/2007 20:30 CET

Nadal suma y sigue ante Cañas y se adjudica el Godó por tercer año consecutivo

BARCELONA, 29 Abr. (EUROPA PRESS)

El español Rafael Nadal tampoco falló en la final del Open Seat - 55º Trofeo Conde de Godó y se adjudicó el título en el torneo barcelonés por tercer año consecutivo al imponerse al argentino Guillermo Cañas, por 6-3 y 6-4 en una hora y 40 minutos, elevando a 72 las victorias consecutivas de su récord histórico en tierra batida y convirtiéndose en el primer español y segundo jugador que logra tres ediciones consecutivas del Godó, tras el sueco Mats Wilander (1981, 82 y 83).

Nadal, número dos del mundo, mantuvo en Barcelona su extraordinaria trayectoria en finales, puesto que acumula ya 20 títulos del circuito ATP en 23 finales disputadas a lo largo de su carrera y, además, esta semana ha logrado situarse por primera vez como número uno del año, desbancando a Roger Federer, número uno del ránking general, en la primera posición de la Carrera de Campeones, que contabiliza los resultados de la temporada en curso.

En la final, duelo de los dos únicos jugadores que han derrotado este año a Federer, el mallorquín se encontró con un rival similar por su fortaleza física y capacidad de respuesta y que jugó a un gran nivel, seguramente suficiente a día de hoy para batir al resto de jugadores del mundo, el que le ha llevado a ganar dos veces al número uno este año, pero no a Nadal, ganador una vez más por el tremendo ritmo y constancia de su tenis, que apenas concede oportunidades y no perdona una.

Fue el partido más exigente para el español, un continuo intercambio de golpes durísimos desde el fondo de la pista. Como en la semifinal ante el español David Ferrer, Nadal sufrió para poderse adjudicar el primer set, en el que inclinó el partido a su favor en el sexto juego, situándose con un 4-2 en que aprovechó su primera bola de 'break' cuando Cañas subió por segunda vez a la red, donde siempre falló. De la misma manera, sentenció en su primer bola de set, tras 48 minutos.

En el segundo, a diferencia de los anteriores partidos en Barcelona, a Nadal también le costó imponerse. El partido cayó de su lado cuando le rompió el saque al argentino en el séptimo juego (4-3). Cañas, actual número 27 del mundo, salvó después una bola de partido y llevó el duelo al 5-4, pero se despidió de su primera final en Barcelona sin poder romperle el saque a Nadal, aunque no dio su brazo a torcer en ningún momento.

El jugador de Manacor dispuso entonces de tres bolas de partido y resolvió a la tercera, tras una hora y 40 minutos de partido. Para Nadal, el Godó supone su tercer título de este año, tras haber logrado el Masters Series de Montecarlo la semana pasada por tercer año consecutivo y también el Masters Series de Indian Wells, y mantiene su reto de ganar también por tercer año seguido el Masters Series de Roma y el 'Grand Slam' de Roland Garros.

Nadal mantuvo en Barcelona su imbatibilidad en tierra batida (desde el 8 de abril de 2005) sin haber cedido un set en esta superficie en 2007 (Montecarlo y Barcelona) y también alcanza el récord de Wilander de ganar tres años consecutivos el Godó, siendo el cuarto jugador que consigue tres ediciones del torneo barcelonés. Además del jugador sueco, también lo habían conseguido el español Manolo Orantes (1969, 71 y 76) y el australiano Roy Emerson (1961, 63 y 64).

La final estuvo presidida por los Duques de Palma, la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, en un palco que también contó con la presencia del presidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, durante un partido en el que la Infanta tuvo conocimiento a través de una llamada a su teléfono móvil del nacimiento en Madrid de la segunda hija de su amigo el Príncipe Felipe y Letizia Ortiz, que rápidamente transmitió a Iñaki y a Montilla.