Actualizado 09/06/2007 19:08 CET

Tenis/Roland Garros.- (Crónica) Henin no da opción a Ivanovic y gana su cuarto título en la tierra de París

PARÍS, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La tenista belga Justine Henin, número uno del mundo, no dio ninguna oportunidad a la serbia Ana Ivanovic, séptima cabeza de serie, y se alzó con su cuarto título de Roland Garros, tras completar un partido muy serio desde el principio y ganando en la final por un aplastante 6-1 y 6-2.

Justine Henin, vigente campeona, llegaba al partido con la oportunidad de levantar su cuarto trofeo de la temporada, después de Dubai, Qatar y Varsovia, y también el cuarto título de Roland Garros, tercero consecutivo. La número uno del mundo alcanzaba la final después de eliminar a la serbia Jelena Jankovic y sin haber cedido ningún set durante un torneo del que se ha hecho gran dominadora.

Por su parte, Ana Ivanovic, llegaba a su primera final de Grand Slam después de eliminar sorprendentemente en las semifinales a una de las grandes favoritas del torneo, la rusa Maria Sharapova, segunda favorita. La serbia venía realizando un gran tenis, muy físico y apoyada en su fortaleza desde el fondo de la pista. Sin embargo, los nervios la atenazaron y no pudo hacer nada frente al gran juego desarrollado por su rival.

Comenzó el partido con una Ivanovic muy enchufada y una Henin a la que parecía poderle la presión. No en vano, el primer juego se cerró a favor de la serbia, que dejó a cero el casillero de la vigente campeona. Sin embargo, lejos de desconcertar a Henin la motivó y provocó un vendaval de tenis que no pudo superar en ningun momento del partido.

Ivanovic no fue capaz de plantar cara a Henin en parte por sus grandes fallos. En el primer set el número de errores no forzados de la primera fue de 15 frente a 6 por la segunda. Además, la debutante Ivanovic cedió muchos bolas de primer servicio, lo que supuso mayor facilidad al resto para su rival, que le ganó el resto de saques del set, que se cerró en un aplastante 6-1.

El segundo set, que acabó 6-2, se esperaba más interesante, ya que se esperaba que después del descanso del primer set, Ivanovic recuperará el nivel mostrado a lo largo de todo el torneo. Sin embargo no fue así. Henin siguió sin darle opciones y salvo un chispazo en el séptimo juego de la manga, fue muy superior a su rival, que tan sólo pudo sumar tres juegos en todo el partido.

De esta manera, Henin consigue ganar su cuarto título de la temporada y su tercer título de Roland Garros de manera consecutiva, contribuyendo a ampliar de esta manera su liderato al frente del ránking mundial.