Actualizado 20/05/2014 12:18 CET

Este caballero te enseñará cómo conquistar a una chica con una pelota de baseball

Entre los hombres de la grada hay un caballero
Entre los hombres de la grada hay un caballero / youtube

DESCONECTA, 19 May.

Los "gentleman", ¿nacen o se hacen? Un auténtico caballero lleva en los genes y en la sangre el saber ser cortés, máxime cuando hay una dama de por medio, o dos si se da el caso.

Ejemplo de ello es este joven, que no llegará a los 14 años, y que se encontraba disfrutando de un partido de baseball de su equipo favorito. Para un auténtico caballero, cualquier ocasión es perfecta para demostrar su saber estar y su galantería.

Para el joven protagonista de este vídeo, la ocasión se la pintaron calva, como se dice, cuando un jugador que estaba próximo a las gradas le lanza una pelota de baseball al muchacho. Éste la coge al vuelo y para sorpresa de unas señoritas, que se encontraban sentadas detrás de él, se da la vuelta y les regala la pelota. O eso creen ellas.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

La acción transcurre con tanta naturalidad que a ojos de cualquier fémina su truco pasa desapercibido. Si nos fijamos bien en la jugada de este pequeño caballero, vemos como la bola que les da a las "afortunadas" señoritas no es la bola que recibió del jugador. En una fracción de segundo y como los mejores magos, hace el cambiazo. 

Una jugada maestra la de este gentleman y un truco que muchos pueden empezar a poner en práctica porque funcionar, funciona. 

¿Ya conoces Videlo, nuestro canal de youtube? ¡Suscríbete!

Lo más leído

  1. 1

    Inma Cuesta protagoniza en Netflix 'El desorden que dejas': "Me preocupa el descontento y miedo que hay en la sociedad"

  2. 2

    Gloria Camila manda un mensaje a Asraf tras su actitud con Isa Pantoja

  3. 3

    Teresa Rodríguez aspira a refundar Adelante Andalucía e ir a las generales con la idea original de "obediencia andaluza"

  4. 4

    Cantabria amplía su cierre perimetral y el de los municipios hasta el 16 de diciembre

  5. 5

    Una galaxia desafía teorías y resiste al festín de un agujero negro