El Ibex frena una racha de tres semanas seguidas al alza y pierde un 2,3%, por debajo de los 10.900 puntos

Actualizado 12/09/2014 18:23:28 CET
Recursos del Ibex
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -


El Ibex 35 ha frenado una racha de tres semanas consecutivas al alza y ha perdido un 2,3%, situándose por debajo de los 10.900 puntos, al sumar cuatro sesiones en 'rojo'. El selectivo sólo ha logrado esquivar las pérdidas en la jornada de este viernes, tras subir un leve 0,02%.

En una semana marcada por la muerte repentina de Emilio Botín y el nombramiento de su hija Ana Patricia al frente de Banco Santander, el Ibex ha perdido casi 300 puntos, hasta establecerse en los 10.888 enteros. La prima de riesgo española se estabilizaba en los 127 puntos básicos.

En la última sesión ha despuntado Jazztel, que se ha disparado un 5,47 tras confirmar ayer que mantiene conversaciones con TeliaSonera para una posible compra de la filial española del grupo nórdico Yoigo.

Tras Jazztel se han situado Mediaset, que ha repuntado un 3,13%, Bankinter (+1,19%) y Sabadell (+0,81%). Santander ha sumado un 0,44%, Telefónica ha cerrado plano y BBVA ha perdido un 0,01%.

En el lado de las caídas han destacado las protagonizadas por Abengoa (-2,59%), FCC (-2,49%) y Popular (-1,31%). También los títulos de Sacyr, Grifols, Arcelormittal e Indra se han anotado caídas superiores al 1%.

Entre las principales plazas de Europa no se imponía una tendencia clara. Milán se anotaba una caída del 0,1% y Francfort del 0,5%. Londres en cambio subía un ligero 0,1%. El euro, por su parte, se intercambiaba al cierre de sesión por 1,2927 dólares.

"No pudo ser. El Ibex fue incapaz de firmar la cuarta semana consecutiva de subidas y pierde los 11.000 puntos. En lo que han sido varias sesiones huérfanas de referencias macroeconómicas, la ausencia de catalizadores junto con las caídas de Santander y Telefónica han sido determinantes", ha explicado el analista de XTB Jaime Díez.

Díez ha recordado que la semana comenzó ya con tintes de recogida de beneficios tras las fuertes revalorizaciones de principios de mes, si bien las pérdidas se vieron agravadas con la repentina muerte del presidente de Banco Santander, Emilio Botín. "El Índice debería recuperar los 11.000 puntos más pronto que tarde si no quiere ver agravadas sus caídas hasta el soporte de los 10.600 puntos", ha afirmado.

Para leer más