Iberdrola se deja un 4% en Bolsa tras presentar su nuevo plan para 2018-2022 y sus resultados de 2017

Publicado 21/02/2018 18:02:24CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los títulos de Iberdrola cayeron un 4% en Bolsa, liderando los descensos del Ibex 35 en la jornada, tras presentar la compañía su nuevo plan estratégico para el periodo 2018-2022 y sus resultados del ejercicio 2017.

En concreto, las acciones de la energética, que estuvieron en 'rojo' a lo largo de toda la sesión, cerraron al final del día con una caída del 4,09%, para perder la cota de los 6 euros y situarse en los 5,89 euros.

En su nueva 'hoja de ruta', la energética prevé invertir 32.000 millones de euros hasta 2022, lo que le permitirá alcanzar un beneficio neto de entre 3.500 y 3.700 millones de euros al final del periodo.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán en el horizonte de 2022 se prevé que se sitúe en la horquilla de los 11.500 y 12.000 millones de euros.

El beneficio neto esperado implicaría alcanzar un dividendo de 0,4 euros brutos por acción al final del plan. Así, se prevé el reparto entre sus accionistas a lo largo del periodo un total de 12.000 millones de euros.

Además, Iberdrola implementará un plan de ahorro de 1.000 millones de euros, que se ejecutará a través de sinergias, digitalización e implantación de las mejores prácticas en áreas como compras, operación y control, y llevará también un plan de rotación de activos por importe de 3.000 millones de euros, estando abierto a posibles acuerdos con socios para proyectos renovables.

ELEVA UN 3,7% SU BENEFICIO EN 2017.

Por otra parte, Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 2.804 millones de euros en 2017, lo que representa un incremento del 3,7% con respecto a un año antes.

La compañía achacó el crecimiento del beneficio a los negocios de Redes, principalmente en Estados Unidos, y Renovables, así como a la integración desde septiembre de Neoenergia en Brasil, y a pesar del pobre comportamiento de la generación en España por el fuerte impacto de la sequía.

En concreto, los resultados del grupo se vieron afectados por una serie de impactos no recurrentes tanto negativos como positivos, con un impacto conjunto en el beneficio neto de 1.455 millones de euros y 1.544 millones de euros, respectivamente.

Dentro de los positivos, destacó la reforma fiscal en Estados Unidos, anunciada el pasado mes de diciembre, que supuso un impacto neto positivo de 1.284 millones de euros, que la compañía ha destinado casi en su totalidad a provisiones y ajustes de valor de ciertos activos, principalmente al saneamiento del negocio de gas en Estados Unidos, lo que ha reforzado su perfil de negocio.


abertis { acercamos el mundo