El Banco de España constata la ralentización del mercado inmobiliario y el alza de los precios

Publicado 31/10/2019 18:03:29CET
Piso, pisos, vivienda, viviendas, casa, casas, alquiler, compra, hipoteca, hipotecas, euribor, construcción
Piso, pisos, vivienda, viviendas, casa, casas, alquiler, compra, hipoteca, hipotecas, euribor, construcción - EUROPA PRESS - Archivo

Advierte de que la incertidumbre exterior se ha trasladado a la inversión en vivienda

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España ha constatado la realentización del mercado inmobiliario así como un incremento de los precios de la vivienda, según se recoge en su Informe de Estabilidad Financiera de otoño.

En este informe, la institución ha precisado que las condiciones de concesión de los préstamos a hogares en este sector siguen siendo prudentes, en general, y ha insistido en que los indicadores de la actividad inmobiliaria parecen estar dando señales de desaceleración.

No obstante, ha resaltado que los precios siguen creciendo, aunque también con una cierta desaceleración, por lo que considera que habrá que seguir vigilando su evolución futura.

De forma más detallada, el Banco de España apunta que los precios de la vivienda de segunda mano se han desacelerado recientemente, mientras que los de vivienda nueva han elevado su ritmo de crecimiento.

Sobre la actualidad del mercado inmobiliario en general, la institución recuerda que, desde finales de 2018, un número creciente de indicadores del mercado de la vivienda, tanto por el lado de la demanda como por el de la oferta, se han desacelerado, "a pesar del mantenimiento de condiciones de financiación holgadas y de la continuación del proceso de creación de empleo".

El Banco de España cree que la incertidumbre procedente del entorno exterior podría haberse comenzado a trasladar, como en el caso de otros componentes de la demanda interna, a la inversión en vivienda.

Respecto a las compraventas, ha resaltado que la ralentización ha sido más intensa en las operaciones realizadas sobre viviendas usada. Así, ha explicado que esta reciente pérdida de vigor en las operaciones de compraventa sería atribuible en mayor medida a la desaceleración del componente nacional de la demanda de vivienda, puesto que el componente no nacional permanece estable en torno al nivel de finales del año pasado, que constituyó un máximo histórico.

No obstante, ha afirmado que, en términos agregados y reales, los precios de la vivienda permanecen todavía entorno a un 30% por debajo de los máximos alcanzados en el tercer trimestre de 2007, aunque ha afirmado que los indicadores y modelos disponibles sugerirían que los precios se encuentran ya alrededor de su nivel de equilibrio.

La institución ha destacado que la evolución de la actividad y de los precios en el mercado inmobiliario continúan mostrando una elevada heterogeneidad geográfica y por segmentos. En concreto, ha remarcado que en el último año, el incremento de los precios ha tendido a moderarse en aquellas áreas en las que los precios habían crecido en mayor medida desde su mínimo post-crisis.

Por el contrario, ha señalado que el ritmo de aumento de los precios se ha mantenido y, en algunos casos, se ha intensificado en las zonas en los que los precios se habían recuperado más lentamente.

En términos del volumen de compraventas, la desaceleración ha sido generalizada por regiones, aunque aquellas que han registrado un mayor dinamismo desde la recuperación han mostrado una debilidad relativa mayor en el último año, según el Banco de España.

Para la institución, se está produciendo una cierta convergencia y reequilibrio en las tasas de variación de los precios y en los volúmenes de compraventas.