Actualizado 28/06/2007 20:05 CET

Economía/Empresas.- Joaquín Rivero recuperará la antigua Bami cuando en diciembre concluya la división de Metrovacesa

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El actual presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, prevé abandonar este cargo el próximo mes de octubre con el fin de retomar su antigua sociedad Bami una vez que en diciembre concluya la escisión en dos empresas de esta compañía.

Así lo anunció hoy el propio Rivero antes de presidir la última junta general de Metrovacesa, en la que se dio 'luz verde' a la división de la compañía acordada por sus dos máximos accionistas, la familia Sanahuja (que controlan el 39,6% del capital social) por un lado, y el presidente y su socio Juan Bautista Soler (36,4%), por otro.

Rivero y Soler incorporarán a Bami, cuya marca ya han recuperado, los activos con que se quedarán en la escisión, unos solares en Madrid y un conjunto de 39 edificios en París propiedad de Gecina (actual filial francesa de Metrovacesa), de los que siete aún están en negociaciones con los sindicatos y los Sanahuja.

Además, los dos socios harán una aportación patrimonial de 100 millones de euros a la nueva Bami, que resucitará con la intención de volver a cotizar en bolsa, pero en un futuro. "Ahora no está el horno para bollos", indicó en referencia a la situación del sector en bolsa.

La nueva Bami se diferenciará de la en su día creada por Rivero y origen de la actual Metrovacesa en que no tendrá negocio de promoción ni residencial, esto es, se centrará en el patrimonio.

Entre el resto de planes de futuro de la compañía destaca la expansión por Europa, que se abordará cuando el mercado lo aconseje y a través del negocio en Francia, mediante compra de inmuebles e incluso de empresas "si surge la oportunidad".

DOS NUEVAS COMPETIDORAS.

Joaquín Rivero aseguró que la nueva sociedad puede situarse entre los primeros puestos del ranking inmobiliario de la UE por beneficios, con lo que será así competidora de la nueva Metrovacesa que controlará la familia Sanahuja.

Estos promotores de origen catalán ya han avanzado que también impulsarán el negocio de su Metrovacesa (integrada por los activos de la empresa en España, un paquete de los de Francia y la sede del HSBC de Londres), con el fin de que sea una de las primeras de Europa. Para ello, realizará una ampliación de capital por unos 1.250 millones de euros y aportará activos.

Todo ello se desarrollará a partir del próximo año, una vez que en diciembre de este ejercicio concluya el actual proceso de escisión que conllevará la formulación de varias OPAs.

La primera, aprobada hoy, la lanzará Metrovacesa sobre sus propias acciones ofreciendo como contraprestación acciones de la filial francesa Gecina.

Rivero y Soler se han comprometido a acudir a la OPA y lo mismo deberán hacer los socios minoritarios que quieran sumarse a la renovada Bami. Por el contrario, los socios que pretendan participar en la Metrovacesa de los Sanahuja deberán abstenerse de vender sus títulos.