Economía/Vivienda.- PSOE y CiU pactan en el Congreso ampliar los avales del ICO para VPO en "cualquier modalidad"

Actualizado 27/05/2008 21:32:03 CET

El PP dice que el Gobierno "ni está ni se le espera" en la solución de la crisis del sector

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de los Diputados aprobó hoy, con la oposición del PP, un acuerdo entre el PSOE y CiU para que el Gobierno amplíe los avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para la titulización de créditos hipotecarios hipotecarios para la adquisición de vivienda protegida (VPO) "en cualquiera de sus modalidades".

Nacionalistas y socialistas alcanzaron un acuerdo que se tradujo en una transacción a la moción original de CiU sobre medidas para contrarrestar el efecto de la crisis de la construcción, si bien los 'populares' impidieron que ésta se sometiera al veredicto del hemiciclo, por lo que finalmente el texto votado fue el de la enmienda socialista aceptada por CIU, que prosperó por 182 votos a favor y 137 en contra.

El texto presentado por el PSOE recogía que se impulse el 'plan renove' de viviendas y del mercado del alquiler. Asimismo, contemplaba el "análisis" de nuevas medidas para recolocar a los trabajadores del sector de la construcción.

Además, la Cámara Baja insta al Gobierno a que la futura elaboración del nuevo Plan de Vivienda analice "todas aquellas iniciativas que faciliten el ajuste entre la oferta y la demanda" considerando, eso sí, las necesidades presupuestarias "y el propio juego del mercado".

SINTONÍA CON SOLBES.

Esta moción surgió como consecuencia de la interpelación que el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, dirigió al vicepresidente económico, Pedro Solbes, al que reclamó que el ICO amplíe su línea de avales a la promoción de la vivienda libre con el objeto de reducir el 'stock' de las inmobiliarias convirtiéndolas en VPO, para que el sector padezca "lo mínimo posible" con la crisis.

En este punto, Solbes mostró su disposición a ampliar la línea de avales establecida a través del ICO para la promoción de viviendas de protección oficial. "Se trata de un punto en el que se puede avanzar algo más, puede tener sentido", aseguró entonces.

Esta tarde, el portavoz de Vivienda de la coalición nacionalista, Pere Macias, destacó la "oportunidad de oro" de la actual coyuntura de ajuste del sector para desarrollar una nueva política de vivienda.

EL "FAVOR" DEL PP A CIU.

El diputado del PP Pablo Matos aseguró "hacerle un favor" a los nacionalistas con su rechazo a la transacción, porque "desvirtuaba" la propuesta original de los catalanes.

Asimismo, expresó su preocupación por las dificultades financieras de las familias ante las que el Gobierno "ni está ni se le espera", razón por la que había tratado de incluir en su propia enmienda al texto de CiU, que los nacionalistas rechazaron, su pretensión de aumentar las deducciones en el IRPF por compra de vivienda.

Por este motivo, la socialista Ana María Fuentes reprochó al PP su actitud "contra el acuerdo entre el resto de grupos de la Cámara" y de preocuparse más por "enrocarse en la oposición al Gobierno" que de resolver los problemas de los españoles.

PNV: "ES IMPOSIBLE NO ESTAR DE ACUERDO".

Por su parte, el portavoz de Vivienda del PNV, Joseba Beloki, confesó mostró su disposición a apoyar ambas alternativas (tanto el texto de CiU como la enmienda del PSOE) por contener medias específicas para los afectados por las crisis del sector y para evitar que se extienda a otros sectores. "Es imposible no estar de acuerdo con esos objetivos", señaló.

La diputada del BNG, Olaia Fernández Dávila, expresó su confianza en que el nuevo Plan de Vivienda facilite que las viviendas libres puedan convertirse en vivienda protegida, y calificó de "positivo" el acuerdo entre PSOE y CiU en lo referente a la recolocación de trabajadores del sector. En la misma línea se expresó el diputado de CC, José Luis Perestelo.

Finalmente, el parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, expresó su discordancia de fondo con la iniciativa presentada por CiU, ya que, en su opinión, no recoge medidas para cambiar el modelo de desarrollo y no evitará que se vuelva a una "explotación indiscriminada" del suelo. También censuró que la banca y las empresas consideren al sector público como un "hospital" para sus errores.