Actualizado 28/06/2007 13:00 CET

Economía/Empresas.- Comienza el plazo de aceptación de la OPA de Colonial sobre Riofisa, que se extiende al 30 de julio

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El plazo de aceptación de la Oferta Pública de Adquisición (OPA) de acciones de Colonial sobre Riofisa, aprobada ayer por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), comienza hoy y se extiende hasta el 30 de julio de este año, según informó hoy el organismo regulador de los mercados.

El consejo de la CNMV decidió ayer autorizar la operación de Colonial sobre el 100% del capital social de Riofisa, valorada en 2.000 millones de euros. La OPA ofrece una contraprestación de 44,31 euros por cada una de las acciones de Riofisa, un precio casi un 1% superior al de su precio actual de mercado, de 43,9 euros.

La oferta está condicionada a la consecución de al menos el 50% del capital de la inmobiliaria especializada en centros comerciales, pero tiene su éxito garantizado, dado que la compañía presidida y controlada por Luis Portillo cuenta con el compromiso de la familia Losantos, primer accionista de Riofisa, de vender en la OPA su participación de control en la sociedad. El resto de accionistas de referencia de Riofisa son Caixa de Catalunya, con un 20%, y la empresaria Rosalía de Mera, con un 5%.

En garantía de la financiación de la operación, Colonial ha presentado avales por un importe equivalente al máximo de la oferta otorgado por Calyon, Royal Bank of Scotland y Eurohypo. Además, la compañía prevé sufragar parte de la OPA con una ampliación de capital por importe de 700 millones aprobada recientemente en su junta general de accionistas.

No obstante, el grupo de Portillo recibe 'luz verde' de la CNMV a esta operación en tanto ajusta con estas entidades financieras un crédito sindicato suscrito recientemente por valor de unos 7.200 millones de euros, en los que se incluyen los 2.000 millones de esta operación.

Asimismo, aborda esta nueva adquisición tras cerrar la fusión de Inmocaral y Colonial y en vísperas de entrar en el consejo de administración de FCC, tras convertirse hace unos meses en su segundo accionista con la toma del 15% de su capital.

FOMENTO DE LA RAMA PATRIMONIAL.

Con la compra de esta empresa, el grupo que preside Portillo, y en el que también participan Alicia Koplowitz y el grupo Nozar, pretende complementar el negocio patrimonialista del grupo con el fin último de contar con ingresos estables fruto del alquiler de activos que otorguen solidez a la compañía para que no se vea afectada por los ciclos de negocio.

Riofisa aportará a la cartera de Inmocaral parques comerciales localizados en toda la geografía española, principalmente en Madrid, Valencia, Valladolid, Cantabria, Baleares y Canarias, y en países como Rumania y Bulgaria.

Además, Riofisa tiene también activos empresariales o industriales como parques y edificios empresariales, oficinas representativas y plataformas logísticas, entre otros, operando además en la promoción de urbanizaciones residenciales de carácter singular, como son lofts, campus para mayores y hoteles.

REESTRUCTURACION DEL SECTOR.

Esta transacción mantiene la tendencia de reestructuración que actualmente viven las principales compañías del sector inmobiliario consecuencia de la decisión de muchas empresas e inversores de salir de este negocio, según todos los analistas, en desaceleración.

Tras la venta de Colonial por parte de 'La Caixa' y Mutua, ACS y Banesto se desprendieron también de su participación en Urbis; la familia Jove de Fadesa, la Fernández Fermoselle de Parquesol, y Ferrovial vendió su actividad inmobiliaria a Habitat.