Actualizado 28/06/2007 21:25 CET

Economía/Empresas.- El propietario de Pickman transmite "tranquilidad" a la plantilla ante la investigación de la UE

SEVILLA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El propietario de la fábrica de loza Pickman La Cartuja, Emilio Portes, se entrevistó hoy durante media hora con el comité de empresa de la planta, a cuyos miembros transmitió "tranquilidad" ante la investigación abierta por la Comisión Europea sobre posibles ayudas ilegales concedidas a la empresa sevillana.

Según dijo a Europa Press el secretario de Federación de la Industria Textil, Química y Afines (Fiteqa) de CC.OO Sevilla y miembro del comité de Pickman, José Hurtado, el propietario de la factoría aseguró a los trabajadores que la información hecha pública ayer "es más alarmante que la realidad".

Así, rechazó que se investigue sobre un paquete de ayudas de nueve millones de euros, sino que se centra "en la partida más escueta". Hurtado explicó que, según Portes, la Comisión Europea ha solicitado a la Junta de Andalucía que "facilite más información sobre una partida de 1,8 millones de euros".

Se trata, agregó, de un crédito participativo que Pickman tiene que devolver y que se firmó "en los mismos términos que los acuerdos con Rumasa", que Bruselas considera legales, con lo que el empresario "espera que este asunto quede también archivado".

El representante sindical, que emplazó a los trabajadores a mantener "cautela" ante este asunto, subrayó que "no nos consta que haya ningún acuerdo en el que se haya producido alguna ilegalidad". En cualquier caso, el comité está barajando la posibilidad de solicitar la próxima semana una reunión a la Junta de Andalucía para abordar este tema.

En cuanto a la denuncia de la que deriva la investigación europea, Hurtado dijo desconocer quién la ha interpuesto, si bien recordó que la Comisión indicó que fue un competidor y "nuestro competidor más directo" es Álvaro Ruiz de Alda, anterior propietario de la fábrica sevillana.