Actualizado 03/05/2007 02:01 CET

Julio Segura será examinado hoy por el Congreso como candidato a presidente de la CNMV

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato a nuevo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, acudirá a la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados hoy, donde se examinará si presenta o no algún conflicto de intereses para ocupar ese puesto.

El Gobierno acordó el pasado viernes proponer el nombramiento de Segura como nuevo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en sustitución de Manuel Conthe, que seguirá en funciones hasta que se haga efectivo el relevo. Para cumplir los trámites del nombramiento, la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso tendrá dictaminar si hay algún conflicto de intereses.

En palabras del presidente de la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso, Antonio Gutiérrez, la Comisión votará "si Segura cumple los requisitos exigidos por la ley para que ocupar el cargo" de presidente de la CNMV, lo que lleva implícito "votar a favor o en contra del candidato", que está citado a las once de la mañana del jueves ante dicha Comisión, cuyos integrantes podrán preguntarle las precisiones que estimen pertinentes.

VOTO DEL PP CONTRA SEGURA

Desde el PP ya se ha advertido de la vinculación de Segura con los Gobiernos socialistas, pues desempeñó distintos cargos en la última etapa de Felipe González y fue consejero del Banco de España. El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Vicente Martínez Pujalte, asegura que su grupo votará en contra del nombramiento Segura, por considerar que "pone en riesgo la objetividad, imparcialidad e independencia" que se le debe exigir al responsable del organismo supervisor.

Por su parte, el grupo parlamentario de CiU ya avisó ya de que la propuesta de nombramiento de Julio Segura por parte del Gobierno para que sea presidente de este órgano supervisor es un error porque, en su opinión, se necesita la renovación global de la institución.

En este contexto, la Comisión emitirá un dictamen final declarando si existe o no conflicto de intereses. En concreto, la Ley de 2006 entiende que hay conflicto de intereses cuando los altos cargos intervienen en las decisiones relacionadas con asuntos en los que confluyen a la vez intereses de su puesto público e intereses privados propios, de familiares directos o intereses compartidos con terceras personas.

Esta Ley de Regulación de Conflictos de Intereses de los Miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado regula la prevención y resolución de los conflictos de intereses a través del establecimiento de un régimen de incompatibilidades y de las correspondientes sanciones.