Actualizado 03/04/2007 17:07 CET

La rentabilidad de los fondos de renta variable cayó un 0,8% en marzo, según Ahorro Corporación

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La rentabilidad de los fondos de inversión de renta variable descendió un 0,8% en marzo, situando la anual en el 2,3%, mientras que los mixtos de renta varible perdieron un 0,6% en el pasado mes, a pesar de que los mercados lograron eliminar las pérdidas de febrero, según datos de Ahorro Corporación.

La firma destaca que la rentabilidad de los fondos de inversión no se "acomodó" durante el mes de marzo a los resultados de los mercados de valores, que en el cado del Ibex 35 se situó en el 2,8% en marzo y en el 3,5% en el trimestre.

La renta fija a corto plazo, por el contrario, manifiesta el efecto de la subida de los tipos de interés de su referencia, según esta firma de inversión, situando la rentabilidad en marzo en el 0,2%, con un nivel anual de 0,9%, mientras que la renta fija a largo plazo logró una revalorización del 0,1% en marzo y del 0,5% en lo que va de año. Los fondos inmobiliarios también mostraron una tendencia positiva, al revalorizarse un 0,3% en marzo y acumular un 1% en lo que va de año.

Por su parte, los fondos garantizados cayeron un 0,5% en marzo, aunque en lo que va de año alcanza el 0,7%. La firma señala que aunque estos productos han sido el motor de la industra durante años, en el pasado ejercicio y en el primer trimestre del actual "han cejado" en su colocación, ante la necesidad de captar pasivo para atender la demanda crediticia.

En concreto, Santander perdió hasta marzo casi 900 millones de euros, cifra que supone el 4,8% de volumen que gestionaba hace tres meses, mientras que los recursos de BBVA son de una reducción de 222 millones de euros, un 1,3% menos.

En cuanto al patrimonio de los fondos de inversión, alcanzaron los 266.900 millones hasta marzo, un 1,9% más que al cierre de 2006, pero un 0,2% menos que en el mes de febrero, es decir, 430 millones menos. Del total, el 41,1% (109.607 millones) correspondió a renta fija; el 35,8% a monetarios (95.533 millones) y el 24,9% (66.389 millones) a garantizados.