Actualizado 21/08/2007 13:38 CET

Economía/Empresas.- El Gobierno argelino sube el sueldo a empleados cualificados de Sonatrach para retenerlos en el país

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno argelino se muestra preocupado con la fuga de cerebros a otros países y ha decidido subir el sueldo a los empleados cualificados del grupo energético estatal Sonatrach para evitar que acepten ofertas de trabajo en el extranjero, indica el diario argelino 'Le Maghreb' en un artículo sobre este fenómeno.

El diario explica que Sonatrach, cuyo beneficio creció cerca de un 20% en 2006, está intentando disuadir a sus directivos de su marcha tanto al extranjero como al sector privado. Algo parecido está ocurriendo en varios departamentos del Gobierno con los funcionarios encargados de gestionar otras empresas de carácter estratégico.

Los empleados cualificados no sólo se ven atraídos por los sueldos del extranjero, añade el diario, sino también por los medios que allí encuentran para la investigación. Mientras, los países de acogida se enriquecen de las competecencias aportadas por este personal sin haber tenido que costear su formación.

Sonatrach, que participa entre otros proyectos en la construcción del gasoducto Medgaz entre Argelia y la Península, emplea a 120.000 personas y sus actividades petrolíferas y energéticas generan cerca del 30% del Producto Interior Bruto (PIB) del país, según los datos de la propia compañía.