Actualizado 15/11/2007 21:52 CET

Economía/Energía.-El apagón simbólico contra el cambio climático no consigue hacer descender consumo eléctrico en España

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El apagón de cinco minutos convocado entre las 20.00 horas y las 20.05 horas por numerosas organizaciones ecologistas en España no consiguió hacer descender el consumo eléctrico en España significativamente, ya que en esos cinco minutos sólo bajó 160 megavatios (MW), según datos de Red Eléctrica Española (REE) a los que ha tenido acceso Europa Press.

De esta forma, un minuto antes de las 20.00 horas el panel de REE registraba un consumo de 39.420 megavatios --sobre un consumo previsto para esa hora de 39.252 megavatios--- y, cinco minutos después, el consumo había descendido levemente hasta los 39.260 megavatios --el previsto fijaba los 39.201 megavatios--.

En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, el director de Operaciones de REE, Alberto Carbajo, dijo que "afortunadamente" no se registró "ninguna variación" en lo relativo al consumo eléctrico durante los cinco minutos en los que duró el apagón simbólico. "Es posible que sí estén apagados algunos edificios, pero no es lo suficientemente fuerte para que tenga un reflejo", subrayó Carbajo.

"Iniciativas como estas", aseguró Carbajo en referencia al llamamiento a un apagón generalizado como medida de protesta, "pueden tener todo el sentido desde el punto de vista mediático para mandar un aviso sobre la necesidad de reducir el impacto medioambiental, pero no creo que sea la mejor manera porque se pone un riesgo un tema importante como la garantía de suministro".

Carbajo añadió que durante los cinco minutos de apagón puede provocar que el "gasto económico sea mayor" e incluso que "se produzca una mayor emisión de contaminación".

Ciudadanos, instituciones y empresas estaban llamadas hoy a secundar este apagón nacional, que coincide con la reunión en Valencia del Panel Intergubernamental contra el Cambio Climático. Así, bajo el lema 'Frente al cambio climático: actúa ya', los ecologistas solicitaban la desconexión del consumo eléctrico en viviendas, centros de trabajo públicos y privados e instalaciones y equipamientos públicos durante ese periodo.

Para seguir 'en directo' la iniciativa, grupos de activistas se reunieron en algunos de los monumentos emblemáticos que se sumaron al apagón, como el Ayuntamiento de Granada, la Giralda de Sevilla, la Plaza de la Virgen de Valencia, el Kursaal en San Sebastián, el Guggenheim en Bilbao, la Sagrada Familia de Barcelona, la Casa do Concello en Vigo, la Casa do Concello y el Mirador de Guía de Pontevedra, la Catedral de Palma de Mallorca, el Paseo de la Independencia en Zaragoza y el Palacio Real en Madrid.

El pasado 1 de febrero, durante el apagón internacional contra el cambio climático, el consumo de electricidad descendió en unos 1.000 megavatios lo que, según fuentes de REE, no supuso una gran disminución del consumo. Un seguimiento masivo de la convocatoria puede entenderse si los niveles de consumo durante esos cinco minutos descendieran a los que se registran durante la madrugada, cuando el consumo en condiciones normales es el más bajo y se sitúa en torno a los 24.000 o 26.000 megavatios.