Actualizado 31/05/2007 19:42 CET

Economía/Energía.- La CNE aprueba sendas propuestas para gestionar la demanda y fijar el reglamento de puntos de medida

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El consejo de administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha aprobado sendas propuestas para regular los servicios de gestión de la demanda de consumidores que compran energía en el mercado de producción y para fijar el reglamento de puntos de medida, anunció el organismo en un comunicado.

En concreto, el regulador energético ha aprobado el informe 12/2007 acerca de los servicios de demanda, en el que se da respuesta a la necesidad de garantizar el suministro de electricidad a los consumidores, y en el que se obliga a disponer de herramientas que flexibilicen la operación del sistema y que permitan dar respuestas rápidas y eficientes ante eventuales situaciones de emergencia.

Mediante esta imposición, el organismo considera que el impacto de las emergencias sobre la seguridad del sistema se reducirá significativamente. La propuesta incluye la posibilidad de reducir la potencia demandada de aquellos consumidores que estén dispuestos a ello, lo que, a juicio del regulador, supondrá una valiosa herramienta para resolver los incidentes que puedan provocar una falta de suministro.

Por otro lado, el organismo presidido por María Teresa Costa aprobó el informe 13/2007, acerca de la propuesta de Real Decreto por el que se aprueba el Texto Único de Reglamento de Puntos de Medida.

La CNE entiende que la propuesta supone un avance técnico para la liberalización y el buen funcionamiento del mercado eléctrico, ya que unifica en un solo texto la normativa vigente.

La normativa reguladora sobre puntos de medida de los consumos y tránsitos de energía eléctrica elaborada por la CNE en octubre de 2006 ha quedado remodelada y refundida. El organismo ha incorporado aspectos relacionados con la telegestión y considera que las modificaciones aportarán claridad y eficiencia al sistema de medidas.

Esta propuesta del Real Decreto fue remitida por la Secretaría General de Energía y ha recibido el visto bueno del regulador energético, que considera conveniente su inmediata entrada en vigor.