Actualizado 24/09/2009 21:18 CET

Economía/Energía.- España es el segundo país de la zona euro con los carburantes más baratos por la baja fiscalidad

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El precio final de venta del combustible en las estaciones de servicios en España es, sólo por detrás de Luxemburgo, el segundo más bajo de la Unión Europea de Quince, al situarse en 1,09 euros el litro de gasolina y en 0,963 euros el litro en el caso del gasóleo.

Al mismo tiempo, España es el quinto país de la Unión Europea de la región con precios de combustibles de automoción antes de impuestos más caros, según el último informe de supervisión de estaciones de servicios aprobado por la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

El precio antes de impuestos de la gasolina 95 se situó en agosto en 0,503 euros el litro, frente a la media comunitaria de 0,485 euros el litro. De esta forma, la carga impositiva en España fue de 0,587 euros el litro, frente a los 0,781 euros de la UE (el precio final del litro de gasolina es de 1,266 euros).

En el caso del gasóleo, el precio antes de impuestos fue de 0,49 euros en España, de modo que se aplicaron impuestos por 0,473 euros. En la media de la UE, los impuestos aplicados se sitúan en 0,570 euros el litro (0,473 euros antes de impuestos y 1,043 después de impuestos).

En su informe, la CNE detecta un aumento de precios tanto de gasolina como de gasóleo en España y en el conjunto de la UE, al tiempo que el margen bruto medio mensual de ambos productos registró caídas.