29 de febrero de 2020
 
Actualizado 07/12/2012 13:08:27 CET

Economía.- Facua lamenta que Industria liberalice la luz desde 5 kW y "para colmo" penalice al que no vaya a mercado

Electricidad en los hogares
EUROPA PRESS

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

Facua-Consumidores en Acción lamenta que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo esté estudiando eliminar la tarifa regulada de electricidad para los usuarios con más de 5 kilovatios (kW), frente a los 10 kW actuales, a los que forzará a contratar el suministro en el mercado libre si no quieren sufrir penalizaciones.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, aseguró que "no hay ninguna justificación para quitar la tarifa regulada a ningún consumidor doméstico", máxime cuando "es mentira que haya mercado libre ni competencia".

Además, lamentó que "para colmo" se contemple un plazo "brevísimo" de seis meses para que los consumidores de tarifa de más de 5 kW contraten el suministro en el mercado libre. No solo "el Gobierno no desarrolla campañas informativas" para advertir a los clientes, sino que también "va a forzar y a penalizar" a los que no vayan al mercado, advirtió.

El diario 'Cinco Días' publica este viernes que el Gobierno tiene previsto dejar fuera de la Tarifa de Último Recurso (TUR) a usuarios con más de 5 kW de potencia, lo que supone dejar a más de siete millones de consumidores sin derecho al precio regulado. Los afectados dispondrán de seis meses para buscar comercializador, indica.

"El Gobierno solo penaliza a los consumidores, no a las eléctricas", afirmó Sánchez, quien consideró que el actual límite de 10 kW para la tarifa regulada es "más que suficiente".

Además, pronosticó que la liberalización eléctrica, en las actuales condiciones de "falta de competencia", provocará subidas de la luz. "No creemos que haya que poner ningún otro límite de entre 5 y 3 kW porque no es justo y porque se condena a millones de consumidores a una subida de tarifa", advirtió.

El portavoz de Facua también advirtió de que hay comercializadoras que están "engañando a los consumidores" haciendo campañas puerta a puerta en la que les ofrecen precios menores en el mercado libre, que son en realidad "falsos".