Actualizado 10/03/2007 11:30 CET

Los líderes europeos logran un acuerdo para que sea obligatorio usar un 20% de renovables en 2020

BRUSELAS, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno lograron finalmente ayer un acuerdo para que sea obligatorio usar un 20% de energías renovables en el conjunto de la UE sobre el total del consumo eléctrico en 2020 para combatir el cambio climático, aunque estableciendo "objetivos nacionales diferenciados" para cada Estado miembro que tengan en cuenta que "cada país parte de una situación distinta", según informaron a Europa Press fuentes comunitarias.

Para lograr el compromiso definitivo y superar las últimas reticencias de países como Hungría y República Checa, que rechazaban imponer un objetivo obligatorio de uso de energías verdes por considerarlo inalcanzable, se acordó incluir una declaración en la que se deja claro que los Estados miembros deberán dar su consentimiento al establecimiento de los objetivos nacionales. Se realizará una "asignación equitativa y adecuada" de los esfuerzos a realizar.

Respecto a la energía nuclear, defendida por Francia como el mejor medio para luchar contra el cambio climático, se incluye en el texto de conclusiones el llamamiento a celebrar un amplio debate sobre las oportunidades y los riesgos de esta fuente energética con todos los actores implicados.

Los líderes europeos toman nota de la evaluación de la Comisión Europea sobre la contribución de la energía nuclear para responder a la seguridad del abastecimiento energético y a la reducción de emisiones de CO2, a la vez que se garantiza que la seguridad y la protección nuclear son "cuestiones fundamentales" en el proceso decisorio.

La propuesta final de la presidencia alemana sobre renovables señala además que se dejará a los Estados miembros la opción de fijar objetivos nacionales para cada sector específico de energía renovable (electricidad, calefacción y refrigeración, biocombustibles), siempre que se alcance un mínimo del 10% de uso de biocarburantes en el transporte, que sí que será obligatorio para todos los países por igual.

Los líderes europeos reclaman a la Comisión que presente este mismo año una directiva sobre el uso de energías renovables que establezca un "marco global" y que contenga disposiciones sobre los objetivos nacionales generales de los Estados miembros, los planes de acción nacionales con metas por sector y las medidas para alcanzarlos y criterios para "garantizar la producción y el uso sostenibles de la bioenergía".

También se exige a Bruselas que analice "el potencial de sinergias transfronterizas y de interconexiones para lograr el objetivo global de energías renovables", abordando de paso la situación "de los países y regiones muy aislados del mercado de energía de la UE".

El Ejecutivo comunitario deberá colaborar con los Estados miembros en el desarrollo de energías renovables, por ejemplo mediante un foro ampliado sobre energías renovables, por ejemplo mediante un foro específico sobre esta cuestión o el intercambio de experiencias.