6 de junio de 2020
 
Publicado 18/05/2020 14:07:44 +02:00CET

Mayo tendrá la luz más barata y verde desde 2007 tras el hundimiento de la demanda, según Grupo Ase

Parque eólico en Tenerife
Parque eólico en Tenerife - ENDESA

La crisis del coronavirus hace que las renovables alcancen ya el 56,5% del 'mix', lo que también supone un nuevo récord

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El precio medio de la electricidad en los primeros quince días de mayo se situó en los 17,92 euros el megavatio hora (MWh), lo que supone un descenso del 63% respecto al mismo periodo de hace un año y lo que sugiere que este mes de mayo será el más barato desde que hay registro, así como el más verde, tras el hundimiento de la demanda por el coronavirus.

Así lo prevé el agregador energético Grupo Ase tras constatar que el precio de la primera quincena de mayo ya es el más bajo desde 2007, de igual forma que el 'pool' de los últimos 12 meses se situó en 37,54 euros el MWh, el menor desde 2010, cuando descendió hasta los 37,01 euros el MWh.

Debido a la caída del 13% de la demanda eléctrica respecto al mismo periodo del año pasado, la generación de electricidad ha descendido un 12%, un punto porcentual menos que la demanda ya que también se han reducido las importaciones un 8%.

Por ello, las tecnologías renovables continúan aumentando su peso en el 'mix' y alcanzan ya el 56,5% en lo que va de mes, lo que también supone un nuevo récord, destacando el incremento de la generación fotovoltaica, que creció un 68,5% respecto a hace un año y le pisa los talones a las centrales de ciclos de combinados de gas, algo que no se había visto antes.

Además, durante gran parte de los días de mayo la producción fotovoltaica se mantuvo liderando el 'mix' entre las 12.00 y las 18.00 horas.

Por su parte, la tecnología hidráulica produjo un 68,2% más que hace un año, a la vez que aumentan las reservas hidráulicas, que se sitúan en el 69,3%, es decir, 16 puntos por encima del año pasado.

Por el contrario, el principal descenso, del 48% frente a mayo de 2019, lo experimentaron los ciclos combinados de gas, que apenas tienen hueco para entrar, como consecuencia de la baja demanda y a pesar de que la producción nuclear también bajó un 26% y, la eólica, un 22%.

En este sentido, las centrales de Almaraz y Ascó están paradas y las de Almaraz II y Cofrentes funcionan a media carga. "La situación actual, con este nivel de precios, pone en serios aprietos a las centrales nucleares", asegura ASE. El mes próximo está programado que coincidan hasta tres centrales desconectadas a la vez.

Contador

Para leer más