Los precios de los carburantes vuelven a repuntar y arrancan el mes de agosto con nuevos máximos del verano

Publicado 08/08/2019 13:52:42CET
Mangueras de una máquina expendedora de carburante en una gasolinera de Madrid.
Mangueras de una máquina expendedora de carburante en una gasolinera de Madrid.Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los precios de la gasolina y del gasóleo han vuelto a repuntar esta semana, después de que la semana pasada cortaran la tendencia alcista con que despedían julio, y arrancan el mes de agosto tocando nuevos máximos del verano.

En concreto, el precio medio del litro de gasolina se ha encarecido esta semana un 0,3%, hasta situarse en los 1,331 euros, mientras que el precio medio del litro de gasóleo ha subido un 0,33%, hasta los 1,216 euros, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea consultado por Europa Press.

Ambos carburantes vuelven así a marcar nuevos máximos en lo que va de verano, superando los 1,329 euros, en el caso de la gasolina, y los 1,213 euros, para el gasóleo, que tocaron en la penúltima semana de julio.

Con este nivel de precios, el llenado de un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta actualmente 73,2 euros, unos 20 céntimos más que la pasada semana, mientras que en el caso del gasóleo asciende a 66,88 euros, unos 28 céntimos de euro euros más caro.

EL BARRIL DE CRUDO.

Este incremento en los carburantes se produce en un entorno de caída esta semana en los precios del petróleo. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotizaba este jueves a 56,93 dólares, mientras que el Texas americano se intercambiaba a 52,1 dólares, frente a los más de 64 y 57 dólares, respectivamente, de hace una semana.

La gasolina sigue estando más barata en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio medio de venta al público del litro se ha contenido e incluso ha bajado. Así, el combustible Euro-Súper 95 se sitúa en 1,436 euros y 1,486 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta de media 1,327 euros en la UE y 1,329 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Contador

Para leer más