Publicado 13/12/2021 17:46CET

Alvarez & Marsal prevé una "época dorada" para los fondos activistas en Europa, a excepción de España

Paneles en el Palacio de la Bolsa, a 7 de noviembre de 2021, en Madrid, (España).
Paneles en el Palacio de la Bolsa, a 7 de noviembre de 2021, en Madrid, (España). - Alberto Ortega - Europa Press

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Alvarez & Marsal prevé una "época dorada" para los inversores activistas en Europa, según concluye su informe 'A&M Activist Alert' sobre la inversión activista en Europa, que avisa de un aumento de casi el 10% de las empresas en riesgo de sufrir ataques activistas a corto plazo, frente a la edición de abril.

España sigue siendo el país con menos empresas objetivo, con tan solo tres empresas en una lista integrada por 148 compañías europeas en riesgo, mientras que Reino Unido continúa siendo el objetivo más atractivo, con 21 empresas británicas que podrían enfrentarse a una campaña pública de inversores activistas en los próximos 12 meses, apunta el informe.

A&M espera que el mayor interés de las empresas de capital privado en las empresas del Reino Unido dé lugar a un mayor 'bumpitrage', una estrategia empleada a menudo por los activistas para exigir ofertas más elevadas a los posibles compradores.

A partir de 2022, la firma prevé que los activistas se centren en menos objetivos, pero más grandes. Los objetivos previstos para los próximos 12-18 meses tienen una mayor capitalización de mercado media (20.200 millones de euros), en comparación con 2020 (12.300 millones) o 2021 hasta la fecha (16.900 millones de euros).

Las empresas más propensas a ser objetivo de los activistas son aquellas con puntuaciones ambientales y sociales más bajas. También aquellas empresas europeas que están en el punto de mira por su bajo rendimiento financiero u operativo.

El director general y 'Head of European Corporate Transformation Services', Malcolm McKenzie, ha explicado que desafíos como la crisis sanitaria del Covid-19 y la consiguiente crisis financiera, el Brexit y la interrupción de la cadena de suministro han ampliado la brecha entre las empresas con mejor y peor rendimiento.

"A medida que salgamos gradualmente de la crisis con una mayor visibilidad de los ganadores y los perdedores, los activistas tendrán una capacidad mucho mayor para identificar las oportunidades de valor percibidas. Se centrarán en objetivos más grandes e invertirán durante más tiempo", ha señalado.

Para leer más