Ana Botín: "La integridad determinará el éxito en los próximos años"

Actualizado 12/05/2017 17:56:28 CET

Advierte de que los niveles pre crisis de los bancos no se repetirán pese a los "grandes esfuerzos" de los últimos años

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha pedido a los banqueros actuar con "integridad" como clave para potenciar el éxito del sector financiero mundial en los próximos años, y ha advertido de que cuando los bancos se comportan de "forma responsable" pueden competir y prosperar con sus clientes.

"Al mundo de la banca nunca le faltó gente con gran inteligencia y energía. Será la integridad lo que determine el éxito en los próximos años", ha afirmado Botín durante su intervención en la VIII Conferencia Internacional de Banca que celebra la entidad.

La presidenta del Santander ha recordado unas palabras de la directora gerente del FMI, Cristine Lagarde, quien dijo recientemente que "sin integridad, hasta la mejor regulación y el mejor gobierno corporativo son vulnerables". Botín ha instado a "tomar el camino correcto" para que el futuro "sea mejor que nunca".

"El entorno actual, complejo y cambiante requiere de organizaciones capaces de ejecutar la estrategia con excelencia. Los líderes de estas organizaciones deber estar preparados a aceptar los nuevos retos y deben saber valorar el esfuerzo y aprender de los errores. Sobre todo, deben actuar con integridad", ha afirmado tajante, según el discurso distribuido por la entidad.

En un discurso cargado de apelaciones al "sentido de la responsabilidad", Botín ha expresado su confianza en el futuro de los bancos y ha vaticinado que las entidades financieras se están convirtiendo en empresas de tecnología.

"Hoy más que nunca hay que actuar con sentido de responsabilidad para ayudar a abordar todos los desafíos", ha sentenciado, al tiempo que se ha congratulado del "esfuerzo colectivo" tras la crisis para mejorar "lo que hoy se entiende como conducta". "La manera de hacer las cosas", ha reforzado.

La presidenta del Santander ha aludido al "cambio intenso" de los últimos años en el sector bancario, incluido la competencia de la denominada 'banca en la sombra'. En este sentido, ha admitido que los niveles pre crisis de rentabilidad no será posible alcanzarlos, a pesar de los "grandes esfuerzos" de la banca.

Durante los últimos años, ha recordado, el coste del capital se ha mantenido en niveles cercanos al 10% para los bancos europeos. Sin embargo, la rentabilidad de ese capital ha caído desde el 20% de 2007 al actual 4%.

"Si a ello unimos los bajos tipos de interés y el débil crecimiento de las economías desarrolladas, resulta todo un reto para el sector", ha apuntado la presidenta del Santander, para después matizar que la "buena noticia" pasa por que se está "más cerca del final que del principio" de este ciclo que empezó con la crisis financiera.

FIN DE LA INCERTIDUMBRE REGULATORIA.

Ante los cambios regulatorios derivados de la crisis, Botín ha confiado en que "por fin" el entorno de normas parece que se está "clarificando y estabilizando", tras una "larga fase de incertidumbre". También ha recordado que los bancos aumentaron capital por valor de 300.000 millones de dólares entre 2012 y 2015. "Ahora es el momento de poner esta fortaleza a trabajar", ha afirmado.

Al respecto, ha reafirmado que el Santander pretende crecer de forma orgánica y rentable, transformando el modelo comercial y buscando maximizar el beneficio por acción. "Este cambio es profundo y llevará tiempo", ha avisado.

NECESIDAD DE SER RENTABLE.

Aún así, ha garantizado que la entidad seguirá distribuyendo dividendos e incrementado su beneficio mientras cambia el modelo comercial. Y ha incidido en la necesidad de que una entidad sea rentable, ya que le posibilita elevar el crédito, generar puestos de trabajo y apoyar el crecimiento económico, entre otras cosas. "El objetivo del Santander es generar beneficios de forma responsable y podemos estar orgullosos de ello", ha proclamado.

Frente a la denominada 'banca en la sombra', Botín ha diferenciado que los bancos tienen la confianza de los clientes y pueden aportar valor de "manera única". "Pero para seguir haciéndolo, debemos abordar la responsabilidad, flexibilidad y rentabilidad", ha indicado. En este sentido, ha defendido la estrategia del Santander de actuar de forma responsable bajo el lema "sencillo, personal y justo".