Publicado 10/06/2021 17:40CET

El BCE aparca para después del verano cualquier debate sobre el ajuste de sus medidas, según analistas

Archivo - Christine Lagarde, presidenta del BCE
Archivo - Christine Lagarde, presidenta del BCE - Sanziana Perju/ECB/dpa - Archivo

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha cumplido con las expectativas del mercado al decidir en su reunión de este jueves dar continuidad a sus medidas de apoyo a la recuperación y seguir realizando sus compras de activos bajo el programa antipandemia PEPP a un ritmo superior al de los primeros meses del año, por lo que los expertos consultados por Europa Press no esperan que la discusión al respecto cobre nuevo impulso hasta después del verano.

En este sentido, Ulrike Kastens, economista de DWS, considera que la decisión de mantener el ritmo de compras del PEPP representa "otra victoria para las palomas del BCE", aunque advierte de que la discusión sobre el alcance del apoyo monetario necesario "crecerá en las próximas semanas", especialmente después de que la entidad haya afianzado sus expectativas sobre la recuperación de la economía.

"Es probable que el inicio de la salida de las políticas monetarias ultra laxas comience en otoño con un ritmo algo moderado de compras de PEPP, pero sin ajustar la dotación de PEPP en su conjunto", apunta.

En este sentido, Konstantin Veit, gestor de carteras en PIMCO, opina que la reunión del próximo mes de septiembre "podría ser interesante", ya que el BCE tiene previsto concluir la revisión de la estrategia en torno a esa fecha y probablemente comenzará a comunicar la estrategia del PEPP para 2022, año en el que es probable que elimine gradualmente las compras netas antipandemia y que vuelvan a cobrar protagonismo las herramientas de compra de activos más regulares con el fin de afinar la política monetaria tras la pandemia.

De hecho, para Olivia Álvarez, analista de Monex Europe, la pregunta que se hacen los inversores es "cuándo y en qué magnitud" el BCE comenzará a reducir su programa PEPP.

"Nuestra sospecha es que el BCE eludirá este tono de ajuste en su comunicación por lo menos hasta pasado el verano (...) Llegado el momento, además, el BCE podría buscar la forma de reemplazar el rol de este instrumento, devolviendo el protagonismo al programa APP como principal herramienta de expansión cuantitativa", sugiere.

De esta manera, Annalisa Piazza, analista de renta fija de MFS Investment Management, concluye que es posible que aumente la volatilidad en los mercados "más cerca de la reunión del BCE de septiembre", cuando es probable que se anuncie la revisión de la estrategia.

"Hasta entonces, la 'mano firme' permitirá que los mercados se muevan en un rango estrecho", apunta la experta, para quien los riesgos de un alza en los rendimientos seguirán estando más impulsados por movimientos liderados por Estados Unidos.

Contador

Para leer más