Credit Suisse pierde 2.285 millones en 2016 y eliminará hasta 6.500 empleos en 2017

Actualizado 14/02/2017 13:38:55 CET

ZURICH, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Credit Suisse registró pérdidas de 2.438 millones de francos suizos (2.285 millones de euros) en 2016, una cifra que refleja el impacto de las provisiones contabilizadas en el cuarto trimestre para hacer frente al acuerdo alcanzado con el Departamento de Justicia de EEUU para zanjar la investigación por la titulización de hipotecas residenciales, informó la entidad, que prevé reducir su plantilla entre 5.500 y 6.500 efectivos en 2017.

De este modo y por segundo año consecutivo, la entidad helvética concluye su ejercicio en números rojos, aunque estos hayan sido un 17% inferiores a los del año anterior, después de que en 2015 el banco perdiera 2.499 millones de francos suizos (2.342 millones de euros) tras asumir amortizaciones de activos por importe de 3.797 millones de francos suizos (3.560 millones de euros).

La cifra de negocio neta de Credit Suisse en el conjunto del ejercicio alcanzó un total de 20.323 millones de francos suizos (19.049 millones de euros), un 14,6% por debajo del dato correspondiente al año anterior.

En el cuarto trimestre, la entidad registró pérdidas de 2.347 millones de francos suizos (2.200 millones de euros), una cifra inferior en un 59,7% a los números rojos del último trimestre de 2015, mientras que su cifra de negocio aumentó un 23%, hasta 5.181 millones de francos suizos (4.856 millones de euros).

El resultado del cuarto trimestre de Credit Suisse refleja un impacto negativo de 2.170 millones de francos suizos (2.034 millones de euros) relacionado con las provisiones contabilizadas por la entidad a raíz del acuerdo alcanzado con el Departamento de Justicia de EEUU para zanjar el caso de las hipotecas basura.

"Ante la creciente incertidumbre geopolítica global, creemos que nuestra herencia e identidad suiza será un activo", declaró Tidjane Thiam, consejero delegado de Credit Suisse, quien destacó que la entidad ha reducido significativamente sus costes fijos de explotación.

En este sentido, el banco indicó que espera reducir sus costes operativos por debajo de 18.500 millones de francos suizos (17.337 millones de euros) a finales de 2017, incluyendo un ajuste de plantilla de entre 5.500 y 6.500 efectivos, después del recorte de 7.250 empleos durante 2016.

"Nuestro programa de reducción de costes esta muy encaminado", declaró en una conferencia con analistas el director financiero de Credit Suisse, David Mathers, indicando que la entidad "fija ahora un objetivo (de reducción de plantilla) de entre 5.500 y 6.500 para 2017".

De este modo, Credit Suisse subrayó su compromiso de reducir su base de costes de explotación a menos de 17.000 millones de francos suizos (15.928 millones de euros) para 2018.

Para leer más