Actualizado 22/03/2012 21:54 CET

(Ampl.) Ibercaja y Caja3 crean un grupo "finalista", con "solvencia y liquidez" y que operará desde julio

Presidentes De Ibercaja Y De Las Entidades Que Conforman Caja3 En Zaragoza
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Ibercaja y Caja3 han presentado esta tarde en Zaragoza su acuerdo de integración, un proyecto "finalista", que "tiene futuro por sí sólo", y con "solvencia y liquidez". El nuevo grupo comenzará a operar desde el mes de julio, cuando se cierre por completo la unión de las entidades.

Así lo han explicado el presidente de Ibercaja, Amado Franco, el presidente de Caja3 y de Caja Círculo, Vicente Ruiz de Mencía, el presidente de Caja Inmaculada (CAI) y vicepresidente primero de Caja3, Juan María Pemán, y el presidente de Caja Badajoz y vicepresidente segundo de Caja3, Francisco Manuel García Peña, quienes han comparecido en rueda de prensa acompañados por el consejero delegado de Ibercaja, José Luis Aguirre, y el consejero delegado de Caja3, Luis Miguel Carrasco.

Amado Franco ha subrayado que la nueva entidad, con sede en Zaragoza, surge "con tamaño suficiente y con ratios que garantizan su futuro" y ha recalcado que "hoy por hoy" no se mantienen negociaciones "con nadie". De hecho, ha defendido que de las operaciones estudiadas "ésta es la mejor" y sobre el tamaño resultante de la unión ha opinado que "el tamaño es secundario" porque lo importante "es la garantía y la solvencia del proyecto".

Sobre el proceso de reestructuración, el presidente de Ibercaja ha garantizado que "las cosas se harán de la mejor manera posible, pero habrá objetivos de eficiencia irrenunciables" y ha prometido a los trabajadores "diálogo y transparencia".

Los responsables de las entidades han presentado a la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, este acuerdo que expondrán en Burgos y Badajoz, ha avanzado Franco, al recordar la estrecha relación y la "fluida comunicación" que mantienen con el Gobierno de Aragón, "basada en la independencia mutua".

Amado Franco ha observado que el nuevo grupo deberá operar en un entorno diferente, como un banco "con naturaleza jurídica distinta, pero nuestras prioridades siguen siendo las mismas", ofrecer "garantías a los clientes, garantizar el futuro empresarial" y apoyar iniciativas viables.

Desean dar forma a un banco "innovador, eficiente" y que continúe colaborando con el desarrollo del territorio y, en este punto, ha advertido de que la Obra Social es "la razón de ser" de las cajas, más si cabe en tiempos de crisis en los que la prioridad son las actividades asistenciales y el fomento del empleo.

En su opinión, este es "un proyecto viable y con futuro por sí sólo, sin necesidad de más compañeros de viaje y a ello dedicaremos nuestro esfuerzo", porque quedan "unos meses importantes por delante que exigen esfuerzos y sacrificios". Habrá que "apretarse el cinturón", "pero merece la pena", ha resaltado.

TAMAÑO SUFICIENTE

Amado Franco ha insistido en que el nuevo grupo nace "con futuro y tamaño suficiente" y ha insistido en que "en estos momentos no hay negociaciones con nadie", porque este es un proyecto "finalista" y con "viabilidad".

Respecto a la puja de Ibercaja por Unnim, que finalmente se adjudicó a BBVA, ha comentado que se estudiaron "muchos proyectos", pero otros "no mejoraban" el resultado final y aunque "mentiría si dijera que no nos interesaba Unnim", esto "es pasado, ahora vamos a mirar al futuro". Asimismo, ha dicho que no ha habido acercamiento a cajas rurales, como la Caja Rural de Teruel, y ante la "obsesión por el tamaño", ha argumentado que "lo importante es la garantía y solvencia del proyecto empresarial".

De la situación en que quedarán oficinas y trabajadores cuando concluya la unión, ha indicado que se dará a conocer su futuro "un pelín antes" de julio, si bien ha observado que ahora "estamos en el punto de partida" y es difícil cuantificar la reducción de sedes o de trabajadores. No obstante, "prometemos diálogo y transparencia", ha afirmado, al apuntar que en Ibercaja "tenemos la ventaja de que no se han hecho prejubilaciones desde hace años".

También ha detallado el presidente de Ibercaja, respecto a la marca, que "la idea que tenemos es que se mantenga la filosofía de las cajas" porque "uno de sus activos es la identificación" de su imagen y ha afirmado que el nuevo organigrama no está aún determinado.

SÓLIDO Y FUERTE

El presidente de Caja3 y de Caja Círculo, Vicente Ruiz de Mencía, ha coincidido en que "se ha formado un grupo sólido", que opera en todo el territorio nacional y en Portugal y que "tiene solvencia y liquidez, que es fundamental para el grupo y su futuro".

Ruiz de Mencía ha detallado que en estos meses "se han ido dando pasos seguros" para unir dos entidades con "compromisos y objetivos coincidentes" y, entre las ventajas, ha apuntado que se genera "una entidad más fuerte, sólida, eficiente y competitiva" en un sector financiero en reestructuración.

El presidente de CAI, Juan María Pemán, ha expresado su satisfacción por un acuerdo de integración que es "no sólo una agregación de activos, sino una oportunidad de renovación" en la que se adoptará "lo mejor de cada cual".

Se unen dos grandes cajas aragonesas entre las que "había una relación de cierta competencia leal, pero también de entendimiento", dos "excelentes proyectos de Aragón" cuya unión es "una buena noticia para todos". Además, Pemán ha dicho que el servicio al cliente "es nuestra vocación, está en nuestra razón de ser" y ha defendido que la integración "es una garantía de sostenibilidad de las distintas obras sociales".

El presidente de Caja Badajoz, Francisco Manuel García Peña, ha afirmado que estamos "orgullosos y satisfechos" del acuerdo y ha considerado que la entidad "será uno de los grupos más importantes del país". "Tenemos todos los ingredientes para que esto sea un éxito".

PRIMER PASO DEL CAMINO

Después de que el 29 de febrero los consejos de administración de Ibercaja Banco y Banco Grupo Caja3 y las cuatro cajas accionistas de los mismos (Ibercaja, CAI, Caja Badajoz y Caja Círculo) aprobaran el inicio de la fusión, ahora se da el primer paso de un camino que concluirá en julio y en que las entidades desean conservar sus señas de identidad.

Hasta entonces, cuando concluya su integración jurídica, debe elaborarse el plan de integración, balances y cuenta de resultados previstas para los próximos meses; recibir autorizaciones del Banco de España, Ministerios de Hacienda y Economía, CNMV y demás organismos regulatorios, y de las juntas de accionistas de los respectivos bancos.

El nuevo grupo tendrá 65.000 millones en activos y un volumen de actividad que alcanzará los 104.000 millones de euros. Los fondos propios se sitúan en 4.000 millones, ocupando el noveno puesto en el ranking nacional, y la mora crediticia es del 5,5%.

La nueva entidad contará con una red de 1.622 oficinas y 7.230 empleados, con una base de 3,3 millones de clientes, y será líder en siete provincias españolas. La cuota de negocio en el mercado nacional se sitúa en el 3,3%, con un 4,1% en depósitos y un 2,7% en créditos.

El grupo nace con un ratio de capital principal del 10,22%, "muy superior" al 8% exigido. Consolida su posición en el mercado de productos de desintermediación, en el que es el quinto grupo en España, como fondos de inversión, planes de pensiones y productos de ahorro inversión o previsión, con un volumen de patrimonio gestionado de 13.679 millones.

HACER HONOR A LOS COMPROMISOS

Por último, sobre los compromisos con el Pabellón Puente y la Torre del Agua, Amado Franco ha aseverado que "somos instituciones que hacen honor a sus compromisos", pero ahora la prioridad es la asistencia y el empleo. "Cuando las circunstancias lo permitan haremos honor a esos compromisos".

Por otra parte, Franco se ha referido a la unión de otras entidades para comentar que "lo que me preocupa" es que para estos acuerdos se recurra al fondo de garantía de depósitos "que somos todos" y que "los que no hemos sido intervenidos paguemos la factura de los intervenidos. No es lógico", ha concluido.