La Eurocámara, empeñada en acabar con el blanqueo de dinero

Actualizado 11/03/2014 16:31:33 CET

ESTRASBURGO (FRANCIA), 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El pleno de la Eurocámara ha pedido este martes -por 643 votos a favor, 30 en contra y 12 abstenciones- una nueva norma para combatir el blanqueo de dinero que obligaría a que los propietarios últimos de empresas, fundaciones o trusts se inscriban en registros públicos en los Estados miembros.

   "Los registros públicos harán más difícil la vida a los delincuentes que intentan esconder su dinero. Nuestra economía actualmente pierde enormes cantidades debido a la evasión fiscal", ha dicho la ponente del informe, la verde holandesa Judith Sargenitini.

   Los registros estarán interconectados en la UE y "públicamente disponibles tras una identificación previa de la persona que desee acceder a la información a través de un registro básico online".

   La Eurocámara ha incluido no obstante en la norma una serie de disposiciones para proteger la privacidad de los datos y garantizar que sólo se ponga en el registro la información mínima necesaria. Por ejemplo, los registros mostrarán quién está detrás de un trust, pero no revelará detalles de lo que hay en él o para qué es.

   Las reglas se aplicarán a bancos e instituciones financieras y también a auditores, abogados, contables, notarios, asesores fiscales, gestores de activos, trusts y agentes inmobiliarios. Si se hacen de forma intencionada, actividades tales como la conversión de la propiedad, o encubrir su verdadera naturaleza y origen, ya sea en un Estado miembro o en un país tercero, serán tratadas como blanqueo de dinero. Lo mismo ocurrirá con la facilitación o la colaboración en estas actividades.

   Los servicios de apuestas también están incluidos en el ámbito de aplicación de esta norma, con la excepción de los casinos. No obstante, los eurodiputados dejan las manos libres a los Estados miembros para excluir otras actividades de apuestas que no planteen riesgos.

   La norma debe ser ahora negociada con los Estados miembros, ya en la próxima legislatura.