Economía/Finanzas.- (Amp) La morosidad de la banca alcanza el 8,36% en marzo y se mantiene en máximos de hace 18 años

Banco De España
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 13:15:48 CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito (EFC) a particulares y empresas alcanzó en marzo el 8,36% y se mantiene así en los niveles más altos registrados en los últimos 18 años, según los últimos datos del Banco de España.

Esto supone un aumento respecto al nivel de febrero (8,15%), en que superó por primera vez la cota del 8% desde 1994, y supone un incremento de 2,2 puntos porcentuales si se compara con el tercer mes de 2011, cuando la tasa de impago superaba el 6,1%. La morosidad engordó en más de 55.800 millones de euros en el último año.

Los créditos morosos totales del sector financiero alcanzaron en marzo los 147.968 millones de euros, casi 48.000 millones de euros por encima de la barrera psicológica de los 100.000 millones que pulverizó en mayo de 2010.

Los créditos totales concedidos por las entidades en marzo alcanzaron 1,768 billones de euros, cifra que arroja un tímido descenso del 0,2% en tasa mensual y una caída del 3,05% respecto a los últimos doce meses.

En conjunto, las entidades financieras destinaron hasta marzo 83.387 millones de euros a provisiones para afrontar la escalada de la morosidad, lo que supone prácticamente el mismo importe (+0,11%) que dedicaron el mes precedente, pero representa un incremento del 17,8% en tasa interanual.

Las últimas reformas financieras aprobadas por el Gobierno establecen la obligatoriedad de incrementar las provisiones para afrontar eventuales pérdidas en los riesgos vinculados al 'ladrillo' por un total de 82.000 millones de euros, de los que 52.000 millones se dedicarán a cubrir activos tóxicos, y el resto, a sanos.

Tanto banqueros como analistas financieros coinciden en que los próximos meses seguirán siendo difíciles y en que la morosidad del sistema financiero podría llegar a superar la cota del 9% en el presente ejercicio si el crédito mantiene la tendencia bajista que describe hasta ahora.