Actualizado 19/02/2009 18:24 CET

Economía/Finanzas.- (Ampl.) Unicaja aprueba por unanimidad seguir con las conversaciones con CCM para alcanzar la fusión

MÁLAGA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejo de administración de Unicaja aprobó hoy por unanimidad autorizar al presidente de la caja, Braulio Medel, para seguir con las conversaciones con Caja Castilla-La Mancha (CCM) para alcanzar una fusión por absorción entre ambas entidades, según confirmaron a Europa Press fuentes del consejo de administración.

El concejal del PP en el Ayuntamiento de Málaga y consejero de la entidad, Juan Ramón Casero, explicó a los periodistas que el presidente de Unicaja, Braulio Medel, "ha pedido autorización al consejo para seguir con las conversaciones", por lo que se aprobó por unanimidad que la entidad "prosiga con las conversaciones", un proceso cuyo término "dependerá de la evolución y de las circunstancias", indicó Casero.

Fuentes del consejo recordaron a Europa Press que este asunto no estaba previsto en el orden del día, aunque el presidente decidió informar sobre el proyecto, "ante lo que ha existido unanimidad por parte de todo el mundo, incluido el PP, en que se siga con las conversaciones, de analizar las condiciones u ver si hay o no viabilidad para la fusión".

"Existe disposición al diálogo con CCM y todos hemos mostraron nuestra confianza en que el presidente siga hablando", añadieron las fuentes, que aseguraron que Unicaja "no va a dar ningún paso que pueda ser perjudicial para sus intereses".

Unicaja celebró hoy un consejo de administración ordinario y una comisión ejecutiva en el que "oficialmente" no se abordó la posible operación de fusión con Caja Castilla-La Mancha pero algunos consejeros sí preguntaron por la viabilidad de dicha operación, así como por sus efectos laborales y en el empleo.

Los miembros del consejo de administración de Unicaja comenzaron a llegar a la sede de la entidad, en Málaga, sobre las 13.30 horas para tratar éste y otros asuntos relacionados con el orden del día, estando reunidos durante unas dos horas.

CCOO PIDE MÁS INFORMACIÓN

En este consejo, el sindicato CCOO intervino para protestar por el tratamiento que se le ha dado al tema, la "ausencia de información" sobre el mismo a consejeros y representantes de los trabajadores y advertir que para que CCOO apoye cualquier proceso de fusión, "ésta debe contar con las necesarias garantías laborales, económicas y sociales, así como con la firma de un pacto laboral de fusión como condición suspensiva, sin olvidar la necesidad de solucionar los problemas que actualmente tienen los trabajadores de Unicaja".

"Es inadmisible que hayamos tenido noticias de posibles contactos de la Caja Castilla La-Mancha con Unicaja en pro de una fusión a través de los medios de comunicación, noticias que dicho sea de paso, sólo están creando incertidumbre social y laboral", se pronunció CCOO en dicho consejo, según apuntó un comunicado, al respecto del posible proceso de fusión que se puede estar desarrollando.

Sobre dicho proceso, los consejeros representantes del sindicato manifestaron que para CCOO "es imprescindible que cualquier fusión que pueda materializarse con Castilla-La Mancha o con cualquier otra entidad, cuente como 'condición suspensiva' con la firma de un acuerdo laboral que garantice la cantidad y la calidad del empleo tanto de las cajas como de sus grupos empresariales, así como la homologación de condiciones laborales de sus trabajadores".

Igualmente CCOO consideró "imprescindible" la obtención de "garantías económicas que demuestren la viabilidad a futuro de la entidad resultante".

Por último, el sindicato apuntó que "cualquier fusión debe mantener el 'status' jurídico de la caja resultante, conservando el volumen y el equilibrio territorial de la obra social, aspecto especialmente importante en estos tiempos de crisis, en los que las cajas deben actuar como motor social e impulsar un código de conducta y responsabilidad social".

"Hay que garantizar el respeto a la autonomía de los órganos gestores de las cajas en sus decisiones, la defensa de los derechos de los trabajadores, la utilidad social de las cajas y la viabilidad económica de cualquier entidad que resulte del proceso de fusión", añadió CCOO.

Este consejo ha tenido lugar después de que el presidente de la CCM, Juan Pedro Hernández Moltó, asegurara ayer en una comparecencia institucional al término del consejo de administración de la entidad manchega, que la caja estudiará cualquier alternativa que le permita "dar un paso" que la sitúe en el "futuro", aunque planteó que hay muchas opciones para ello, "algunas conocidas, otras publicadas y otras por estudiar y conocer".