Actualizado 25/10/2007 22:04 CET

Economía/Finanzas.- Caja Duero aumenta un 30% su beneficio a septiembre, hasta los 90,8 millones

VALLADOLID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Caja Duero finalizó el mes de septiembre de 2007 con unos beneficios netos de 90,8 millones de euros, un 30,5% más que en el ejercicio anterior por el "buen comportamiento" del negocio tradicional, con lo que la entidad de ahorro sigue la línea de crecimiento prevista a principios de año.

Según informaron a Europa Press fuentes de la entidad Caja Duero ha realizado unas provisiones voluntarias, por importe de 79,2 millones de euros, procedentes de la venta de varias participaciones empresariales, entre ellas un paquete en Inmobiliaria Colonial del 1,9%.

El volumen de negocio gestionado por la Caja y su Grupo también ha aumentado en este periodo en 2.498 millones. Con este crecimiento del 8,7%, la cifra total de negocio alcanza los 31.182 millones de euros.

Las inversiones crediticias se han situado en 12.996 millones, con un aumento del 6,9% sobre el mismo mes del año anterior. La estrategia de la Caja en este capítulo, puesta en práctica desde principios de 2007, se ha basado en primar la rentabilidad frente a la consecución de un crecimiento significativo. El crecimiento interanual asciende a 841 millones de euros. La tasa de morosidad, se sitúa en el 0,85% y la de cobertura sobre activos dudosos se encuentra fijada en un 258%.

El total de recursos de clientes administrados ha cerrado en una cifra de 16.999 millones, con una variación interanual por importe de 1.482 millones, lo que representa un crecimiento del 9,6%.

En la cuenta de resultados, el margen de intermediación se ha incrementado en un 12,6%, apoyado fundamentalmente en el aumento de negocio gestionado y en la contribución de las sucesivas subidas de tipos de interés. El margen ordinario aumenta un 11%.

El buen comportamiento de los mercados financieros ha permitido que los resultados por operaciones financieras (ROF) en los nueve primeros meses del año asciendan a 56,6 millones, importe que se ha destinado en su totalidad a fortalecer las provisiones. De esta forma el beneficio hasta septiembre procede en exclusiva de los ingresos recurrentes aportados por el negocio tradicional.