Actualizado 22/03/2012 19:18 CET

CC.OO. reclama al Banco de España que investigue a Olivas e Izquierdo por su gestión en Bancaja

José Luis Olivas.
BANCO DE VALENCIA

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. ha solicitado por carta al Banco de España, a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y al Ministerio de Economía la apertura de un expediente informativo a José Luis Olivas y Aurelio Izquierdo por su gestión al frente de Bancaja y del Banco de Valencia.

En la misiva a la que tuvo acceso Europa Press, el sindicato se refiere a dichos organismos en su calidad de integrantes del consejo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con el fin de que se depuren eventuales responsabilidades que podrían derivar en sanciones.

CC.OO. recuerda que los actuales presidente y director financiero de Bancaja, José Luis Olivas y Aurelio Izquierdo, respectivamente, eran los máximos responsables del Banco de Valencia, intervenido por el Banco de España el pasado mes de noviembre debido a sus graves problemas de solvencia y cuyo proceso de adjudicación es inminente.

El sindicato ve posible que tanto en Bancaja como en Banco de Valencia se hayan registrado episodios de gestión dolosa de intereses privados, y ve inadmisible que Olivas permanezca como presidente de la caja de ahorros valenciana, situación que también considera un riesgo reputacional para Bankia, en la que se integra Bancaja.

Sobre Izquierdo, recalca que tiene un blindaje por el que podría cobrar cerca de 14 millones de euros si dejase Bancaja entre indemnización y pensiones que no ha pasado por los órganos de gobierno de la entidad ni se ha reflejado en el informe del consejo, según informó el diario 'Expansión'.

CC.OO. argumenta que dicha retribución es incompatible con la norma de saneamiento financiero del 3 de febrero, que establece límites a las retribuciones de entidades con ayudas, y fija en un máximo del 10% de los excedentes de libre disposición de las cajas para cubrir gastos que no sean de obra social, como las retribuciones.

Según estos motivos, dicha indemnización de 14 millones de euros podría estar en el aire debido a la reforma financiera, que pone coto a las remuneraciones en entidades con ayudas, ya que Bancaja es accionista de BFA, que ha recibido financiación pública por importe de 4.465 millones de euros.

El Banco de Valencia está participado en un 27% por el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, fruto de la fusión a través de un Sistema Institucional de Protección (SIP) de siete cajas de ahorros lideradas por Caja Madrid y Bancaja.

CC.OO. aboga por que se aclaren las circunstancias y el mecanismo de dimisión de Olivas de la presidencia del Banco de Valencia, que ha recibido una inyección de 1.000 millones de euros de dinero público en forma de capital, y una línea de liquidez por otros 2.000 millones.

Olivas también abandonó sus cargos de vicepresidente de BFA y de Bankia, pero, según fuentes financieras, se ha aferrado a la presidencia de Bancaja sin el beneplácito de los máximos dirigentes del banco que preside Rodrigo Rato.

FISCALIA GENERAL DEL ESTADO.

El sindicato también reclama al Banco de España que ponga en conocimiento de la Fiscalía General del Estado los expedientes disciplinarios que ha abierto en relación con las entidades intervenidas.

Asimismo, solicita al Ministerio de Economía que requiera al Banco de España un informe específico sobre los préstamos concedidos a favor de los gestores de las entidades intervenidas y las cláusulas de blindaje aprobadas y ejecutadas, tal y como ha hecho con las remuneraciones.