Economía/Finanzas.- Facua dice que la mayoría de parados no puede acogerse a la moratoria en el pago de la hipoteca

Actualizado 13/01/2009 19:55:04 CET

SEVILLA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Facua-Consumidores en Acción criticó hoy que la mayoría de los parados no puede acogerse todavía a la moratoria en el pago del 50 por ciento de la hipotecas anunciada por el Gobierno, aunque aconsejó a aquellos que la soliciten tener "especial cuidado" porque a la larga la cuota hipotecaria se "multiplicará por más del doble".

En declaraciones a Europa Press Televisión, el portavoz de Facua en Andalucía, Rubén Sánchez, explicó que "a día de hoy, muy pocas" entidades financieras se han adherido a la medida propuesta por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado año, por lo que instó al Gobierno a "cumplir los compromisos".

En este sentido, manifestó que no se puede aceptar que el Gobierno anuncie una medida "para todos los parados en determinadas situaciones" y que ahora las entidades bancarias "no admitan la solicitud de esa moratoria de hasta dos años y en hasta el 50 por ciento" de las hipotecas.

"La inmensa mayoría de las entidades financieras a día de hoy no han suscrito los acuerdos con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y si un usuario va a solicitar ese aplazamiento en el pago de su hipoteca le van a decir que no", afirmó Sánchez.

Asimismo, aseguró que la asociación no puede confirmar cuándo las entidades firmarán ese acuerdo y ni siquiera si lo van a firmar, porque "no es una medida de obligado cumplimiento". No obstante, Sánchez apuntó que debería serlo "teniendo en cuenta las grandes ayudas que el Gobierno ha dado a la banca a cambio de bien poco".

Igualmente, hizo hincapié en el "especial cuidado" que hay que tener a la hora de solicitar esta ayuda del Gobierno por las "carencias" que tiene y porque puede ser "mal interpretada" por el parado y éste se puede meter "en la boca del lobo".

"Una hipoteca de mil euros se puede convertir en una de 500 euros durante dos años, pero si todo el dinero que dejamos de pagar se destina al consumo o el despilfarro en lugar de al ahorro, el impacto en la economía doméstica de 2011 va a ser enorme, porque la cuota hipotecaria se va a multiplicar por más del 2,5, con unos intereses altísimos", concluyó.