Actualizado 23/07/2012 21:57 CET

Economía/Finanzas.- LCH.Clearnet rebaja las garantías exigidas para operar con deuda española

LONDRES, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La cámara de compensación independiente LCH.Clearnet ha rebajado las garantías exigidas para operar con bonos españoles y franceses ante la estabilización de la prima de riesgo en los mercados de deuda, según ha informado este miércoles la institución francobritánica, cuyos nuevos parámetros entrarán en vigor al cierre de la sesión del 26 de marzo, por lo que se reflejarán ya a partir del 27 de marzo.

En el caso de la deuda española, la cámara de compensación ha rebajado significativamente las garantías exigidas para la toma de posiciones en bonos españoles a corto plazo, con rebajas de entre 15 y 40 puntos básicos para la deuda con vencimientos que oscilen entre un mes y dos años.

En concreto, para deuda con vencimiento entre uno y tres meses la garantía exigida pasa a ser del 0,80%, 15 puntos básicos menos, mientras que para vencimientos entre tres y nueve meses será del 1,50%, un recorte de 40 puntos básicos, igual rebaja que la aplicada para operar con deuda a un año (1,80%). En el caso de bonos hasta 2 años, la garantía será del 2,10%, lo que supone 30 puntos básicos menos.

En el caso de plazos de vencimiento más largos, LCH.Clearnet ha rebajado en apenas 2 puntos básicos el aval para operar con deuda con vencimiento entre 2 y 3,25 años, hasta el 3,20%, mientras mantiene en el 4,40% las garantías para deuda a 3,25-4,75 años.

Asimismo, la cámara de compensación ha reducido en 15 puntos básicos, hasta el 6%, las garantías para operar con bonos a entre 4,75 y 7 años, mientras que para la deuda entre 7 y 10 años, los avales exigidos serán del 8,40%, un recorte de 13 puntos básicos.

No obstante, la entidad ha encarecido en 159 puntos básicos las garantías exigidas para operar con bonos con vencimiento entre 10 y 15 años, hasta el 11,20%, mientras mantiene en el 17,50% las de la deuda entre 15 y 30 años.

En el caso de la deuda francesa, LCH.Clearnet ha rebajado las garantías exigidas para operar con deuda a corto y medio plazo (hasta dos años), así como en el caso de los bonos con vencimiento entre siete y diez años, así como entre quince y treinta años, mientras ha encarecido la toma de posiciones en bonos de tres a siete años, diez y quince años, y entre treinta y cincuenta años.

A su vez, la cámara de compensación independiente, que a finales de año pasará a formar parte de London Stock Exchange (LSE) tras aceptar una oferta de compra de 463 millones de euros en efectivo por el 60% de su accionariado, ha mantenido estables las garantías exigidas en todos los tramos de vencimiento de la deuda italiana.