Actualizado 21/01/2009 20:05 CET

Economía/Macro.- S&P rebaja los 'ratings' a largo y corto plazo de Portugal por sus debilidades estructurales

LONDRES, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's rebajó hoy los 'ratings' a largo y corto plazo de Portugal, que quedan situados en 'A+/A-1' respectivamente, al considerar que las reformas estructurales del Gobierno respecto a la economía y las cuentas públicas del país se han demostrado "insuficientes" para lograr la convergencia con el resto de países calificados con 'AA'. Asimismo, la agencia indicó que la perspectiva de la deuda de Portugal es 'estable'.

"En nuestra opinión, Portugal encara crecientes dificultades en los desafíos mientras trata de impulsar su competitividad y elevar su persistentemente bajo crecimiento", dijo el analista de crédito de S&P Trevor Cullinan, quien consideró que estas dificultades, a las que hay que añadir el endeudamiento del Estado, llevan a la agencia a considerar que Portugal no logrará llevar a cabo las mejoras estructurales necesarias para mantener la calificación 'AA'.

De hecho, la agencia de calificación opina que los esfuerzos realizados por el Gobierno luso para incrementar el crecimiento potencial del país sólo ofrecen "resultados limitados" y no prevé que se logre mejoría sustancial alguna o sobre la tasa de crecimiento potencial a medio plazo de entre el 1% y el 1,5%.

Asimismo, S&P indicó que tras el anuncio del Gobierno luso del lanzamiento de un plan de estímulo de 2.200 millones de euros, ante las expectativas de mayores gastos sociales y menor crecimiento de los ingresos, el déficit público podría alcanzar un 4% de media en los tres próximos años, mientras que el ya de por sí elevado endeudamiento podría superar el 70% del PIB, lo que reduciría la flexibilidad fiscal.

Además, la agencia apuntó que el resultado de las elecciones generales que Portugal celebrará este año será menos propicio para la puesta en marcha de reformas estructurales en el caso de que el próximo Gobierno tuviera que gobernar con una mayoría insuficiente.

Por otro lado, S&P señaló que el nivel de ingresos de Portugal se sitúa entre los más bajos de la zona euro y en línea con la mediana de los países con calificación 'A', mientras que el crecimiento del PIB real medio per cápita podría sufrir un descenso marginal del 0,6% entre 2009 y 2013.

"La pertenencia al sistema monetario europeo blinda a Portugal respecto a crisis en los tipos de cambio, pero no protege al país de otras presiones externas, especialmente por el gran tamaño de los desequilibrios externos acumulados", señaló la agencia.

En los últimos días S&P ha revisado a la baja los 'ratings' de España y Grecia, mientras que colocó a Irlanda en vigilancia negativa, por los desafíos que el recrudecimiento de la crisis crediticia y el contagio de la recesión económica supone para la financiación de los desequilibrios de estas economías.