Publicado 26/02/2018 20:33CET

La Eurocámara suaviza sus críticas a Guindos por su nombramiento como vicepresidente del BCE

BRUSELAS, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los eurodiputados de la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo han examinado este lunes al ministro de Economía, Luis de Guindos, de cara a su nombramiento como próximo vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) en una comparecencia en la que la mayoría de los grupos han evitado criticar con dureza al español.

La audiencia del todavía ministro se ha extendido durante poco más de una hora y ha comenzado con un discurso inicial de diez minutos en el que Guindos ha repasado su experiencia como titular de Economía del Gobierno español y ha defendido la independencia del BCE como un elemento fundamental para cumplir con su mandato.

"Soy un firme defensor de esa independencia y es correcto que esté de esa forma claramente recogido en el tratado", ha defendido cuando ha sido preguntado por esta cuestión.

Tras su discurso, el ministro ha sido preguntado por doce de los eurodiputados presentes durante la comparecencia y las críticas más contundentes han llegado desde la eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López, representando a Izquierda Unitaria Europea (GUE) y el eurodiputado de Catalunya en Comú Ernest Urtasun (Los Verdes).

Antes, la socialista francesa Pervenche Berès ha preguntado a Guindos por su pasado político y su relación con el Partido Popular, un partido con un "sistema de sobres generalizado". El español ha sorteado la pregunta contestando que nunca ha sido parte de una lista electoral y que está "orgulloso" de haber formado parte del Gobierno de Mariano Rajoy.

Posteriormente ha sido preguntado por su opinión sobre el equilibrio de género en el Comité Ejecutivo del BCE, a lo que ha respondido que durante los próximos 18 meses se renovarán otros cuatro puestos en el mismo y, por tanto, existirá la oportunidad de aumentar el peso de las mujeres.

Por su parte, el eurodiputado de PDeCat, Ramón Tremosa, le ha dado la enhorabuena por la designación antes de preguntarle si el hecho de que haya acudido a la Eurocámara como ministro daña la independencia del BCE

"El presidente del Gobierno ha dicho que en los próximos días, como muy tarde en una semana dejaré de ser ministro de Economía. Yo puse a disposición del presidente del Gobierno mi puesto y lógicamente toma las decisiones adecuadas en relación a mi sustitución", ha contestado Guindos.

También ha intervenido el eurodiputado del PSOE Jonás Fernández, quien ha señalado que su partido cree que se ha "perdido una oportunidad para haber hecho esta candidatura de país algo mejor" para después centrarse en preguntas de política monetaria.

Más tarde, el eurodiputado del PP Gabriel Mato ha subrayado que no tienen "duda alguna" sobre los principios del ministro español. "Para algunos la independencia es una cuestión de calendario o incluso de procedencia, para nosotros es una cuestión de principios y yo no tengo duda alguna de los suyos a este respecto", ha afirmado.

IU Y CATALUNYA EN COMÚ, LOS MÁS CRÍTICOS

La eurodiputada de Izquierda Unido Paloma López ha protagonizado la intervención más crítica de todas, en la que ha recordado que el ministro de Economía trabajo en el "sector financiero privado" y es "artífice" de un rescate bancario que fue "un regalo a la banca privada"."Es conocido su servilismo a los intereses de la derecha del norte de Europa", ha denunciado López.

"Siento no estar por supuesto de acuerdo con usted. Ha comentado una serie de consideraciones que creo que no se ajustan a la realidad", ha esgrimido Guindos, quien ha reivindicado que la economía española lleva tres años creciendo por encima del 3% y que la situación es muy diferente" comparada con la de hace algunos años.

A su vez, el eurodiputado de ICV Ernest Urtasun ha criticado el pasado de Guindos en el sector financiero privado y ha asegurado que al grupo de Los Verdes le preocupa "especialmente" el posible "conflicto de intereses" derivado de su actividad profesional.

"Para nosotros sigue siendo claro que tanto por la polítización que supone como por el conflicto de intereses que genera es muy mal candidato", ha declarado el catalán a los medios tras la audiencia, antes de reiterar que Los Verdes seguirán abogando por elaborar un dictamen negativo.