Actualizado 27/01/2012 11:36 CET

El valor de la vivienda en España se ha depreciado hasta el 60%

Isidre Fainé (Caixabank)
Foto: EUROPA PRESS

BARCELONA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de La Caixa y CaixaBank, Isidre Fainé, ha considerado que los activos inmobiliarios se han depreciado en España un promedio del 35 por ciento desde el inicio de la crisis, y en el caso de la vivienda, la pérdida de valor puede llegar al 50 ó 60 por ciento.

   En la presentación de resultados de CaixaBank de 2011, ha considerado que las entidades financieras deben "provisionar hasta estos baremos", pero ha puntualizado que más abajo no le parece "lo más correcto", en referencia a cómo puedan quedar las nuevas exigencias del Gobierno.

   La cartera de inmuebles de CaixaBank derivada de la gestión de la cartera de créditos ascendía a 31 de diciembre de 2011 a 1.140 millones de euros netos (más 55 millones en alquileres), con una cobertura del 36 por ciento.

   Del total de la cartera, un 14 por ciento corresponde a suelo, con una cobertura del 62 por ciento, y la cobertura total de los activos inmobiliarios problemáticos es del 45 por ciento, entre las más altas del sector financiero.

   Además, el pasado año la entidad redujo un 14,6 por ciento el crédito a promotores inmobiliarios (hasta 22.438 millones), reduciendo así su exposición al sector (26 por ciento desde 2008), ha señalado el vicepresidente y consejero delegado de CaixaBank, Joan Maria Nin.

   Sobre el saldo promotor general en España, ha argumentado que no ha bajado "porque se han ido acabando obras y ha habido mucha refinanciación".

   Respecto al futuro, Nin ha alertado de que si no hay recuperación económica, la morosidad "va a ser un peso en las entidades financieras y en la economía española", en un contexto de finales de 2011 con una morosidad media del sector financiero superior al 7,5 por ciento.

   La morosidad de CaixaBank cerró el año en el 4,9 por ciento, con desgloses como un 1,48 en vivienda de particulares (1,4 en 2010), frente a un 25,84 por ciento en promotores (15,52 en 2010).

   Sobre las nuevas exigencias del Gobierno para el sector financiero, Nin ha opinado que será clave saber si la provisión exigida será por el valor de tasación pasado o actual, y también si contra recursos propios o pasándolo por la cuenta de resultados.

   Asimismo, ha defendido tener en cuenta que algunas entidades han hecho valoraciones realistas y "otras no tanto", aunque, en todo caso, los activos inmobiliarios se volverán a poner en valor cuando se recupere la economía. "Ahora no es el momento de grandes proyectos inmobiliarios, pero cuando llegue, le daremos tratamiento de negocio", ha remachado.

   Fainé ha añadido que el suelo necesita su momento: "Necesitas tenerlo aparcado y hay suelos que hay que provisionar por el 100 por ciento y otros nada", y será la hora de ponerlos en valor cuando se absorba la vivienda existente y pueda explotarse su potencial de desarrollo.

   Preguntado por la posibilidad de crear un banco malo en España que aglutine los activos tóxicos del sector financiero, lo ha visto poco probable actualmente, pero ha añadido: "No nos pondríamos en contra". En todo caso, ha considerado que CaixaBank ya está haciendo su "propio banco malo" saneando su balance.