Economía/Fiscal.- El Ecofin endurece las reglas tributarias para evitar que las multinacionales eludan impuestos

Actualizado 20/06/2014 11:36:59 CET

LUXEMBURGO, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Economía de los 28 han alcanzado este viernes un acuerdo político para endurecer las reglas tributarias de la UE con el objetivo de evitar que las multinacionales eludan el pago de impuestos recurriendo a la ingeniería fiscal.

El compromiso ha sido posible después de que Malta haya levantado la reserva que tenía sobre el texto, ya que las normas sobre fiscalidad requieren el apoyo unánime de los Estados miembros. Los países tienen ahora de plazo hasta el 31 de diciembre de 2015 para incorporar los cambios a sus respectivas legislaciones nacionales.

El objetivo de esta reforma de la denominada directiva matriz-filial es cubrir una laguna en la actualidad permite a los grupos de empresas aprovechar las asimetrías entre las reglas fiscales nacionales para escapar al impuesto sobre determinados tipos de beneficios distribuidos en el seno del grupo.

El endurecimiento de esta norma permitirá a los Estados miembros, según Bruselas, evitar perder ingresos fiscales procedentes de grupos de empresas y contribuirá a establecer condiciones de competencia más justas.

La directiva actual obliga a los Estados miembros a conceder a la matriz de una empresa una exención fiscal sobre los dividendos que recibe de las filiales establecidas en otros Estados miembros para evitar una doble imposición. No obstante, en algunos casos los países donde las filiales están establecidas consideran estos pagos como el reembolso de préstamos fiscalmente deducibles. El resultado es, según Bruselas, que los pagos entre la filial y la matriz no se gravan en ninguna parte.

Con la reforma aprobada por el Ecofin, si un pago efectuado a título de un crédito híbrido es fiscalmente deducible en el Estado miembro de la filial, deberá ser gravado en el país de la matriz. Con esta medida, las multinacionales ya no podrán planificar sus pagos intragrupo para beneficiarse de esta doble no-imposición.

El Ejecutivo comunitario había propuesto además introducir en la directiva una regla común anti-abuso. Ello permitirá a los Estados miembros, según Bruselas, ignorar las estructuras artificiales utilizados para eludir impuestos y gravar la sustancia económica real. No obstante, esta cláusula ha quedado de momento fuera de la reforma porque no hay consenso en el Ecofin.

Para leer más