Publicado 14/03/2014 18:25CET

Economía/Fiscal.- Los expertos abogan por redistribuir la carga de las cotizaciones sociales a favor de los empresarios

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El comité de expertos de la reforma fiscal apuesta por una completa reordenación del sistema de cotizaciones sociales que lleve a "una nueva distribución de la carga entre empresarios y trabajadores", partiendo de que las empresas aportan "de forma excesiva" y de que es preciso aumentar la correlación entre las aportaciones de los trabajadores y sus nóminas.

"España se caracteriza por un sistema impositivo en el que el peso de las cotizaciones sociales es superior a la media de la UE y porque el peso inicial de estas cuotas recae en bastante mayor medida sobre los empresarios que sobre los trabajadores", apuntan los expertos.

Al mismo tiempo, el informe señala que "las bases de cotización tienen unos valores mínimos y, sobre todo, máximos, que las encorsetan fuertemente" y que impide una imposición sobre nóminas "plenamente equivalente al gravamen de rendimientos de trabajo en el IRPF".

Por ello, los expertos recomiendan eliminar esos máximos y mínimos y obligar a la tributación por el salario efectivamente percibido, ya que así se lograría un "auténtico impuesto sobre nóminas".

Al mismo tiempo, el informe señala que sería conveniente establecer los nuevos tipos fijos de gravamen de las cotizaciones sociales de modo que su recaudación global resulte, en todo caso, equivalente a la actual, pero reduciendo, "en la medida de lo posible", el número actual de esos tipos, tipificando contingencias cubiertas en cada caso y reduciendo su presión sobre el empleo de más baja retribución y menos cualificado.

En este punto, el informe señala además que los procedimientos de gestión, una vez unificada la base de gravamen en torno a los rendimientos efectivamente percibidos, podrían incluso integrarse sin grandes dificultades en el actual sistema de retenciones en la fuente del IRPF, "con notables ahorros de costes para la Administración y para los afectados".

Por último, incluso se plantea encomendar la gestión del nuevo sistema a una Administración unificada con la tributaria y con declaraciones y procedimientos comunes.