Hacienda lanzará "ya" la oficina de control a grandes patrimonios que vigilará entorno familiar y societario

Actualizado 22/11/2018 13:35:19 CET

Pondrá en marcha en 2019 asistentes virtuales para facilitar el cumplimiento tributario de nuevas empresas

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Tributaria tiene previsto lanzar "ya" la unidad de control de grandes patrimonios, con un equipo de 200 funcionarios y que estará plenamente operativa el año que viene, para centralizar el control sobre los contribuyentes con patrimonios relevantes, su ámbito familiar extendido y su entorno societario.

En declaraciones a los periodistas tras intervenir en las XVII jornadas tributarias, organizadas por la Asociación Española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget), el director de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, ha avanzado que se va a aprobar "ya" la resolución para la creación de la oficina de control a grandes patrimonios, anunciada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el mes pasado.

Gascón ha explicado que se va a designar el equipo que está ya en las oficinas trabajando en temas "conexos" para situarlos bajo el paragüas de la nueva oficina, con lo que se conseguirá la capacidad operativa de 200 funcionarios.

El objetivo es que todas las actuaciones de vigilancia que actualmente se hacen de manera dispersa sobre patrimonios relevantes se pasen a realizar de manera homogénea en todo el territorio nacional, bajo la dirección de una nueva oficina que reforzará la selección de los casos "más significativo", teniendo en cuenta el ámbito territorial y criterios de coordinación.

La Agencia Tributaria no fijará una cifra específica para determinar los patrimonios relevantes a reforzar el control, sino que se focalizará en las personas físicas con activos o flujos de renta "significativos", ha apuntado Gascón, quien ha indicado que "no se piensa en un asalariado que tenga tres cuentas en el banco y un inmueble al 50% con el cónyuge".

Eso sí, ha explicado que se está cuadrando la información con el flujo "muy grande" de información que llega del exterior y ha detallado que no se pondrá el foco en una persona física "en sí misma", sino que se analizará el ámbito familiar "extendido" de los grandes patrimonios, aquel que va más allá de cónyuges, padres e hijos", y su entorno societario.

El director general de la AEAT ha destacado que la fuente de información nueva "más potente" de la que dispone la administración tributaria es la que llega sobre propiedades en el extranjero, y ha indicado que la resolución el BOE se va a publicar "ya", de forma que "para el año que viene estará en marcha".

ASISTENTES VIRTUALES EN 2019

Durante su intervención, Gascón ha adelantado que, como proyecto a desarrollar en 2019, se contempla el lanzamiento de asistentes virtuales para las nuevas empresas, basados en inteligencia virtual, con un sistema de preguntas y respuestas para resolver dudas incluso a los contribuyentes que no tengan conocimientos tributarios.

En este sentido, ha indicado que en España hay un porcentaje de renovación de empresas "absolutamente brutal" e "incomparable" con otros países, ya que al año se crean del orden de 200.000 nuevas empresas, según datos del INE, por lo que cada 10 años se renueva un 50% el censo.

Por ello, aboga por definir una estrategia para las nuevas sociedades para que cuando usen el asistente virtual puedan recibir un "mensaje de bienvenida" vía Whatsapp, y se identifiquen así perfiles diferentes de contribuyentes, de forma que pueda continuar la relación vía electrónica, sin necesidad de "apabullarle", para enviarle recordatorios de vencimientos de plazos, entre otros.

Con el fin de que el contribuyente esté asesorado por profesionales cualificados, Gascón ha adelantado que la AEAT podría establecer también mensajes en al apartado de la página web del organismo en el que aparece el Foro de asociaciones y colegios profesionales para ofrecer enlaces a las distintas asociaciones profesionales colaboradoras de la AEAT.

Así, si hay un "tropezón" por parte del contribuyente pero va por "el camino recto", se podrá resolver de manera amistosa sin necesidad de proceder a requerimientos.

CÓDIGO DE BUENAS PRÁCTICAS PARA TODOS LOS CONTRIBUYENTES

El director general de la AEAT ha indicado que la aspiración del organismo es que los conflictos se reduzcan "al máximo" con mayor colaboración, para lo que ha abogado por reforzar la seguridad jurídica y ha incidido en la necesidad de que la empresa pueda anticipar información y la Administración Tributaria pueda aproximarse a la sociedad de una forma distinta a la del procedimiento inspector. Se trata de que la AEAT sea más "proactiva" y cuente sus criterios "cuanto antes".

Así, Gascón ha dicho que le gusta el modelo de Estados Unidos sobre el sistema de revelación de información, en el que la Administración americana publica las operaciones que considera "razonables" y cuáles considera que siguen esquemas de planificación agresiva.

Asimismo, ha desvelado que la AEAT tiene la intención de que vea la luz un Código de Buenas Prácticas para asociaciones y asesores fiscales, otro para pymes y autónomos y otro para colaboradores sociales, que se sumarían al existente para grandes corporaciones, para conseguir "ser transparentes y resolver los problemas por la vía amistosa sin llegar a planteamientos de conflicto, y solucionarlos cuanto antes".

REFORZAR SEGURIDAD JURÍDICA

Igualmente, ha abogado por la creación de grupos de trabajo para reforzar la seguridad jurídica y mejorar la aplicación del sistema fiscal. Respecto a la publicación de criterios interpretativos por parte de la AEAT, que ha recordado que actualmente se realiza a través de la página web, con consultas a la Dirección General de Tributos y por resoluciones interpretativas emitidas por la Dirección y publicadas en el BOE, ha planteado la emisión de informes internos para que las oficinas sepan cómo actuar ante problemas determinados y que se publique en la web.

El reforzamiento de publicación de criterios ante problemas interpretativos pasará por el establecimiento de reuniones también con asesores fiscales y una mayor publicación de resoluciones interpretativas en el BOE por parte de la Dirección General de Tributos.

En concreto, su propuesta es que cada vez que se apruebe una nueva norma, se deriven las dudas interpretativas generales y haya reuniones en tres meses para una "puesta en común", así como la solicitud a la Dirección General de Tributos de un dictamen de resolución para dar mayor "certeza" a su aplicación, junto a criterios publicados por la AEAT.

Para leer más