Actualizado 08/11/2012 14:27

Economía/14N.- Ferrer (UGT) dice que en España "no hay brotes verdes, sino secos" y confía en que la huelga sea "masiva"

Toni Ferrer
EUROPA PRESS

SANTANDER, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario Confederal de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha afirmado este jueves que, en contra de lo que dice el Gobierno, en España "no hay brotes verdes", sino "brotes secos", como apuntan las previsiones anunciadas por la Comisión Europea, que auguran más recesión y un paro superior a los seis millones de personas.

Una situación que, según ha puesto de relieve Ferrer, pone de manifiesto que las medidas que viene tomando el Gobierno, además de suponer una "mentira" a su programa electoral, están llevando al "desastre" y a la "ruina económica".

Por ello, ha considerado que la huelga general es "legítima" y que va a tener una respuesta "masiva" de los ciudadanos, que están percibiendo cada vez más que hay que corregir la situación en favor de los intereses generales.

En el mismo sentido se ha pronunciado la secretaria general de UGT de Cantabria, María Jesús Cedrún, quien ha augurado que la huelga del próximo 14 de noviembre va a ser un "éxito", tanto en la comunidad autónoma como en el resto del país.

"No es una batalla, es una guerra", ha recalcado Cedrún, para quien lo que está claro es que si la gente "se queda en casa", no se va a conseguir "nada", y ha confiado en que sean "muchos millones" los ciudadanos que se movilicen y "salgan a la calle".

En la rueda de prensa sobre la huelga general, Ferrer ha destacado que los sindicatos "han llegado hasta aquí" porque "la situación "es insoportable" y tanto los trabajadores como los ciudadanos en general deben decir "basta ya" a las políticas de recorte que se vienen desarrollando en Europa, y en España en particular, dirigidas a reducir el déficit "para pagar" a la banca y los inversores la deuda soberana, lo que "está llevando a una situación de desastre y ruina económica".

En concreto, ha criticado la subida de impuestos a trabajadores y familias, o los recortes en el sector público y en servicios esenciales como sanidad y educación, lo que está provocando una "situación de descalabro" y perjudicando a los "más desfavorecidos". También ha recordado que la reforma laboral "se impuso de manera unilateral" y está asociada a la "destrucción de empleo".

Según Ferrer, en esta etapa en la que "todos" debemos trabajar "en la misma dirección", los sindicatos han hecho propuestas al Gobierno para impulsar un "pacto urgente" para el empleo y la cohesión social, pero éste "ha ninguneado" el diálogo social, que "no existe", ha dicho.

Todo ello, ha explicado, es lo que ha levado a los sindicatos a convocar una huelga general que no es sólo de los trabajadores que "aún conservan" su empleo, sino del conjunto de la sociedad. A su juicio, se trata de una huelga "legítima" y su "voluntad" es que sea "cívica", por lo que los sindicatos están pactando los servicios mínimos, así como un "ejemplo democrático" de expresión ciudadana.

"LA CANCILLER DE EUROPA"

Por otro lado, Ferrer se ha referido, a preguntas de los periodistas, a la postura de la canciller alemana Angela Merkel, de quien ha dicho que "parece la canciller de Europa", y ha insistido en que las políticas de austeridad que defiende son "nocivas" y van llevando "al desastre" a España y al conjunto de la UE.

A su juicio, pretender,defender "exclusivamente" los intereses de los mercados, como en su opinión hace Merkel, "a costa de empobrecer" al conjunto de la ciudadanía europea y desmontar el Estado de Bienestar, a "lo único" que conduce es al "fracaso", al empobrecimiento y al aumento de las desigualdades sociales.