Actualizado 21/05/2007 13:57 CET

Economía/Congreso CES.- Chaves pide armonización fiscal en la UE para evitar las deslocalizaciones

SEVILLA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, reivindicó hoy la creación de un espacio europeo más homogéneo de derechos para la UE y apuntó la "urgencia" de que se avance "más deprisa" en la armonización fiscal con el objetivo de evitar las deslocalizaciones y para que "las diferencias laborales no puedan ser utilizadas como elemento de competitividad".

Estas demandas fueron realizadas hoy por Chaves durante la inauguración del congreso de la Confederación Europea de Sindicatos, que se celebra desde hoy en Sevilla, y donde el presidente de la Junta definió a la CES como "una de las protagonistas del diálogo social europeo".

Chaves, que parafraseó al encargado de la política exterior y de defensa de la UE, Javier Solana, al lamentar que la UE "ante los nuevos retos está reaccionando con una paralizante estrechez de miras", abogó por cambiar el actual estado de cosas "porque la tarea de construir un mundo más equilibrado necesita que Europa juegue más activamente un papel de actor global".

En ese sentido, tras considerar que la globalización "es un proceso real e imparable en su proyección", Chaves apuntó que el problema radica "en la gobernación de la globalización, que adolece de un déficit de democracia que es indispensable corregir".

"La mundialización de la economía demanda una mundialización paralela de las políticas y de la capacidad de incidencia de los agentes sociales", agregó el presidente de la Junta, quien apuntó entre los grandes "retos" que se deben abordar la pobreza y la desigualdad y los movimientos migratorios; la discriminación de las mujeres, la respuesta al cambio climático y el desarrollo de modelos de desarrollo sostenibles y basados en la innovación y el conocimiento.

Chaves, que estuvo acompañado en esta intervención por varios de sus consejeros, entre ellos el de Empleo, Antonio Fernández, o de Agricultura y Pesca, Isaías Pérez Saldaña, en ese punto realizó una especial mención a las inversiones en el exterior y las deslocalizaciones, sobre lo que citó el caso español de Delphi "que pone sobre la mesa la necesidad de fijar unas reglas claras que tengan en cuenta los derechos de los trabajadores".

'DUMPING SOCIAL' E INMIGRACIÓN

A su juicio, la internacionalización de las empresas "es positiva pero el principio de libre mercado no puede suponer la ausencia de regulaciones que establezcan un marco para esa libertad". "No es tolerable que se consigan ventajas comparativas en base al 'dumping social' y todos los países deben cumplir unas condiciones básicas, que son los derechos fundamentales del trabajo", aseveró.

Asimismo, en materia de inmigración, consideró necesario que los sindicatos ayuden a "realizar un enfoque correcto de la inmigración, sobre la base de la ordenación de los flujos, de las garantías de condiciones de legalidad y de dignidad en el trabajo, de políticas de integración para asegurar los derechos de todos y de la ayuda al desarrollo a los países de origen".

"Hay que estar atentos a los cambios producidos y a los nuevos riesgos de la sociedad actual, hay que tener en cuenta las transformaciones sociales, en todos los diversos planos en que estas se manifiestan, tanto a los valores y modos de vida como en las nuevas desigualdades respecto al trabajo", agregó el presidente de la Junta, para el que la construcción europea "es la única respuesta posible para hacer frente a los grandes desafíos que nos imponen las evoluciones tecnológicas, los cambios demográficos y la mundialización de la economía".

Por último, consideró que "el futuro que debemos construir debe estar fundamentado en una Europa que pueda competir con otros grandes bloques económicos, sobre la base de un desarrollo inteligente y sostenible y que asegure la cohesión económica y social y preserve sus capacidades de solidaridad", tras lo que consideró que "el modelo de desarrollo y las políticas sociales inherentes al mismo que seamos capaces de impulsar determinarán el nivel de cohesión social de Europa, pero también la capacidad de influencia de la UE en el escenario de la globalización".

Por su parte, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín destacó el hecho de que Sevilla "es una ciudad comprometida con la lucha contra la siniestralidad laboral", tras lo que recordó los acuerdos firmados con los sindicatos en ese sentido.