Economía/Laboral.- Méndez dice que el diálogo social está "muy difícil" porque la CEOE "se ha subido a la parra"

Actualizado 08/07/2009 16:21:35 CET

Pide a Rajoy que explique qué reforma laboral propone y si es equivalente al despido libre

BRUSELAS, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, admitió hoy que el diálogo social atraviesa una situación "muy difícil" y atribuyó los problemas a que los empresarios "se han subido a la parra" y tratan de imponer unos "planteamientos máximos" que, a su juicio, pondrían en riesgo la Seguridad Social y generalizarían el "despido libre".

Los empresarios "se han subido a la parra con unos planteamientos que son planteamientos de máximos", resaltó Méndez en declaraciones a la prensa tras participar en una reunión del Comité Económico y Social Europeo. A su juicio, la "rebaja tan brutal" de las cotizaciones sociales que reclama la patronal no la soportaría el sistema público de pensiones y las posiciones de los empresarios en relación con la contratación y las garantías de despido "lo que pretenden es imponer el despido libre".

El secretario general de UGT confirmó que este jueves 9 de julio se celebrará por la mañana una reunión de los sindicatos con el Gobierno y que por la tarde habrá un encuentro tripartito entre sindicatos, administración y patronal. De esta reunión, UGT espera "que se pueda desintoxicar la situación y que podamos recuperar la senda de la negociación".

Ello será posible únicamente, prosiguió Méndez, si la patronal vuelve al principio de acuerdo sobre el "perímetro" de la negociación que se alcanzó el pasado 20 de mayo. Este perímetro incluye "medidas de reactivación económica, medidas de apoyo a las empresas y medidas de protección para las trabajadoras y los trabajadores".

"Si recuperamos ese perímetro, que yo espero y confío en que podamos recuperarlo, podríamos indudablemente volver a la senda de la negociación y, aun con todas las dificultades, podríamos, al menos así lo deseamos nosotros, alcanzar un acuerdo antes de que acabe el mes de julio", resaltó el secretario general de la UGT.

Méndez no quiso avanzar qué harán los sindicatos si finalmente no se alcanza algún acuerdo antes de que acabe el mes. Insistió en que UGT sigue "en la senda del acuerdo" pero dejó claro que sólo aceptará un compromiso "que tiene que garantizar los derechos de los trabajadores, contribuir a la reactivación de la economía y en ningún caso suponer recortes de derechos o poner en jaque la estabilidad de la seguridad social".

REFORMA LABORAL

Al ser preguntado por las declaraciones del líder de la oposición, Mariano Rajoy, reclamando una reforma laboral incluso aunque no haya consenso entre patronal y sindicatos, Méndez dijo que "quien hable de reforma laboral tiene inmediatamente que definir qué piensa que es la reforma laboral".

"Quien diga que plantea una reforma laboral con o sin acuerdo, que diga inmediatamente después si lo que quiere plantear o pretendería imponer es el despido libre, el recorte de los derechos y la contratación en precario", insistió el secretario general de la UGT. "Eso sería una catástrofe para la sociedad española, generaría más problemas que los que ya padecen las clases trabajadoras e indudablemente nosotros no estamos por ese sendero", apuntó.