Actualizado 31/05/2007 20:08 CET

Economía/Laboral.- Méndez (UGT) quiere que el SMI alcance los 850 euros mensuales en la próxima legislatura

El sindicato calcula que el 60% de los asalariados no cobra ni 1.000 euros al mes

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, defendió hoy la necesidad de que el salario mínimo interprofesional (SMI), actualmente situado en 570,6 euros al mes, siga elevándose en la próxima legislatura hasta conseguir que alcance el 60% del salario medio real, lo que supondría situar su cuantía en unos 850 euros mensuales.

Méndez, en rueda de prensa para presentar la resolución aprobada en el IV Comité Confederal Ordinario de UGT, señaló que también será un objetivo primordial del sindicato llevar los salarios mínimos de convenio hasta los 1.000 euros mensuales. El sindicato calcula que el 60% de los asalariados ni siquiera son 'mileuristas'.

Según explicó el dirigente sindical, el poder adquisitivo de los salarios pactados en convenio ha mejorado a un ritmo de medio punto por año desde 2002. Sin embargo, el reparto de la renta entre trabajadores y empresarios "se ha escorado hacia estos últimos", que han recogido en mayor medida de los frutos del prolongado crecimiento de la economía española.

Méndez relacionó esta situación con el hecho de que el 70% de los empleos creados en los últimos 10 años se han concentrado en sectores de bajos salarios. El líder de UGT insistió en que para mejorar las retribuciones de los españoles "hay que elevar los suelos salariales", lo que significa, por un lado, seguir incrementando el SMI, y por otro, actuar sobre los salarios mínimos de convenio.

Además de la situación salarial, el Comité Confederal de UGT ha tratado otros asuntos durante los dos días en los que ha estado reunido. Así, y según relató Méndez, se ha realizado una valoración "claramente positiva" del proceso de diálogo social y de sus acuerdos, entre ellos el de la reforma laboral, que "está contribuyendo a reducir la precariedad y a mejorar la calidad en el empleo", convirtiéndose incluso en un referente para otros países europeos.

Aunque la economía española está mostrando resultados favorables, el dirigente de UGT insistió en la necesidad de cambiar el patrón de crecimiento económico y, en ese sentido, consideró que los últimos datos de Contabilidad Nacional "van en la dirección correcta".

DEFENSA DE LA CARTA DE DERECHOS.

Méndez mencionó también el XI Congreso que la Confederación Europea de Sindicatos (CES) celebró la pasada semana en Sevilla, y la defensa que en él se hizo del Tratado Constitucional y de la Carta de Derechos Sociales Fundamentales.

En este punto, se refirió a la visita a España del presidente francés, Nicolás Sarkozy, de quien dijo que quiere recabar el apoyo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para "simplificar" la Constitución europea y salir del "atolladero" en el que se encuentra el proceso de construcción europea.

En este sentido, Méndez advirtió de que la "simplificación" del Tratado no puede conllevar la eliminación de la Carta de Derechos Sociales ni un aligeramiento de la misma. "La Carta debe mantenerse en su integridad y con carácter vinculado y esperamos que el presidente consiga persuadir a Sarkozy", concluyó.