Actualizado 01/02/2010 15:40 CET

Economía/Laboral.- Tomás Gómez aboga por la "flexibilidad y voluntariedad" para fijar la edad de jubilación

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, abogó hoy por que haya flexibilidad en la edad de jubilación en función del sector en el que se trabaje y por que se incrementen los incentivos para que la gente agote el periodo laboral y no se prejubile. "Flexibilidad y voluntariedad", defendió Gómez.

En rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva regional, el secretario general de los socialistas madrileños dijo que el "único objetivo" del Gobierno a la hora de ampliar la edad de jubilación hasta los 67 años es "garantizar el sistema de pensiones a medio y largo plazo".

En opinión de Gómez, "Europa corre el riesgo de convertirse en la reserva mundial de personas con mayor edad", por lo que "es necesario abrir este debate", con algunos criterios que considera importantes como la flexibilidad y la voluntariedad.

Gómez se refirió a las prejubilaciones y consideró que "habrá que intentar acortar la brecha de las edades en las que se producen algunas prejubilaciones en algunos sectores y la jubilación de la media de los ciudadanos", pero "sobre todo", hay que llevar a cabo el proceso con "flexibilidad" porque "no se puede tratar igual a todos los grupos profesionales" porque no es igual el trabajo del encofrador que trabaja en una obra o el del investigador.

"Voluntariedad", dijo, que consiste en "mejorar y dotar al sistema de incentivos para aquellas personas que decidan que su jubilación se produce con posterioridad a la edad tradicional máxima de jubilación", los 65 años.

"Cuando hablo de voluntariedad, me refiero a voluntario con un sistema de incentivos" indicó al tiempo que sostuvo que si el sistema de incentivos es "suficientemente atractivo, (el trabajador) podrá valorar y tomar la decisión de retrasar la edad de jubilación". "A lo mejor hay que reforzar, mejorar y ampliar y promover nuevos incentivos para que sean más eficaces", añadió.

El líder del PSM explicó que una reforma del sistema de pensiones no tiene que tener como consecuencia que se pierda algo, "sino que se gane algo para el conjunto de la sociedad, que nadie esté peor y que muchos ciudadanos estén mejor".

Además, apuntó que el proceso tiene que llevarse a cabo con "pedagogía" y "diálogo" con los sindicatos de clase, como son CC.OO. y UGT, ya que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero es "el único" desde la Transición que no ha recortado derechos sociales en crisis y que mantiene que la salida de la crisis ha de darse de la mano de los sindicatos y trabajadores.

"Tiene que nacer del consenso a través de la comisión de pactos de Toledo", indicó y defendió que "es necesario abordar la reforma estructural del sistema de pensiones con criterios de equidad y de justicia social".

Preguntado concretamente por si es oportuno que la edad de jubilación se sitúe en los 67 años, dijo que los socialistas siempre han abordado las cuestiones principales de Estado "no con intereses partidistas, sino de los ciudadanos". "En este momento se inicia un debate para que los hijos de los hijos de nuestros hijos también tengan asegurado el sistema de pensiones", respondió Gómez.

Asimismo, consideró que "habrá que ver por qué se incorporan tan tarde al mercado laboral las carreras profesionales" y consideró que probablemente se pueda "acondicionar el sistema para que los distintos cuerpos profesionales puedan empezar a cotizar y aportar cuanto antes más al conjunto de la sociedad" en cotizaciones y conocimiento y trabajo, ya que "no solo es un problema de dinero", sino de que "la sociedad tenga mayor capital humano y 'know how".