Actualizado 15/06/2009 16:20 CET

Economía/Macro.- (Ampliación) Las Cámaras piden una reforma laboral y rebajar cotizaciones a cambio de subir el IVA

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las Cámaras de Comercio apostaron hoy por una reforma laboral, por rebajar determinados impuestos, como las cotizaciones sociales, por crear un fondo estatal contra la morosidad de las administraciones públicas para ayudar a España a salir de la crisis económica.

Así se recoge en el documento 'Propuestas ante la crisis', un documento con 132 medidas presentado hoy en rueda de prensa por el presidente de las Cámaras de Comercio, Javier Gómez-Navarro, quien advirtió de que es necesario actuar con "urgencia" para salir de la crisis y adoptar reformas estructurales, ya que considera "parciales, paliativas y no determinantes" las medidas adoptadas por el Gobierno hasta el momento.

Entre las propuestas para facilitar la liquidez empresarial, un problema que, según Gómez-Navarro, sigue sin solucionarse, el organismo cameral plantea la creación de un fondo o aval estatal contra la morosidad de las administraciones públicas, al tiempo que pide simplificar las condiciones de acceso a las líneas ICO y programas de impulso a la comercialización de viviendas para liberar el 'stock' entre las constructoras e inmobiliarias.

En materia fiscal, las Cámaras apuestan por reducir entre 3 y 5 puntos las cotizaciones sociales a la Seguridad Social y, como contrapartida, propone incrementar el tipo general del IVA y que este impuesto se liquide cuando la factura esté realmente cobrada y no sólo emitida.

DOS PUNTOS MÁS DE IVA.

Respecto a cuánto debería subir el IVA para compensar la caída de ingresos que tendría la Seguridad Social si se rebajaran las cotizaciones, Gómez-Navarro indicó que podría situarse en torno a dos puntos, pero precisó que la modulación de esta medida dependería de la recaudación de ambos impuestos y en la necesidad de que lo que se pierda por un lado se compense por el otro.

Para el presidente de las Cámaras, esta es una medida que debería haberse puesto en marcha ya, pues abarataría la creación de empleo y no causaría problemas de recaudación. Esta propuesta fue claramente apoyada por el ex ministro y diputado socialista Jordi Sevilla, invitado a esta rueda de prensa junto al rector de la Universidad de Antonio de Nebrija, Fernando Fernández.

Sevilla recordó que el Gobierno socialista ya adoptó, en tiempos de Felipe González, una medida como ésta, y se mostró partidario de que las cuentas de la Seguridad Social acaben integrándose "en la caja general", de tal forma que las pensiones no se financien sólo con cotizaciones. "Las cotizaciones sociales son tan impuesto como lo es el IRPF y el gasto en pensiones es tan gasto social como puede serlo el gastro en educación", subrayó.

APLAZAR PAGO DE IMPUESTOS POR CREAR EMPLEO.

Junto a esta propuesta, las Cámaras estiman oportuno reducir significativamente la tributación de los beneficios no distribuidos del Impuesto sobre Sociedades para recapitalizar las empresas y, con carácter general, solicitan aplazar de manera temporal el pago de impuestos y cuotas a la Seguridad Social para las empresas que mantengan y creen empleo.

También en materia fiscal piden la exención del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados en las aportaciones que realicen los socios para compensar pérdidas en la empresa.

Preguntado por la decisión de incrementar los impuestos especiales del tabaco y del impuesto sobre hidrocarburos, Gómez-Navarro señaló que, aunque no le parece mal, la medida tendrá un impacto reducido en la recaudación.

Lo que está claro, según el presidente de las Cámaras, es que el Gobierno tiene que tomar decisiones de inmediato y trabajar en favor de un pacto de Estado contra la crisis, sobre todo teniendo en cuenta el "dramático" cuadro macroeconómico presentado por la vicepresidenta económica, Elena Salgado, el pasado viernes, y el elevado déficit que nos espera para este año (9,5% del PIB). "Algo tienen que hacer si quieren reducir el déficit del 9,5% de este año al 7,9% en 2010, porque con lo hecho hasta ahora no se podría", dijo.

REFORMA DEL MERCADO LABORAL.

La reforma del mercado laboral, con la finalidad de reducir la dualidad entre empleados fijos y temporales, es otra de las propuestas de las Cámaras de Comercio, que plantean también la necesidad de alcanzar un pacto de rentas para mejorar la competitividad empresarial y favorecer el empleo.

Este pacto de rentas, que podría traducirse como moderación salarial a cambio de mantener el empleo, sería algo parecido al llamado Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (ANC) que sindicatos y patronal no han podido firmar este año por sus diferencias en materia salarial.

Para Gómez-Navarro, la crisis exigirá sacrificios a todos y, de hecho, avisó de que España no saldrá de su actual situación económica si todas las partes implicadas no se dejan algo por el camino. "Y digo todos, no sólo unos pocos, porque al final si son sólo unos, quien lo paga siempre son los más débiles", destacó el presidente de las Cámaras, que resumió esta filosofía con la siguiente frase: "Todos tenemos que perder algo hoy para ganar algo mañana".

Entrando en su propuesta de reforma laboral, un tema que Gómez-Navarro dice que se toca sólo "por encima", las Cámaras proponen la reducción de las cotizaciones sociales para los contratos fijos, así como reducir también las modalidades de contratación. Al mismo tiempo, solicitan revisar el coste público de las prejubilaciones, aumentar la relación entre el tiempo de trabajo y el importe de la pensión, potenciar el uso de las ETTs y favorecer el retraso de la jubilación.

En materia energética, las Cámaras de Comercio plantean prorrogar la autorización de funcionamiento de las centrales nucleares en uso y eliminar el déficit de tarifa, entre otras iniciativas.

El documento de las Cámaras incluye también propuestas en ámbitos como la Educación, la Igualdad, la Justicia, la internacionalización de las empresas y la necesidad de simplificar los trámites para su creación.

Para Jordi Sevilla, el texto, que las Cámaras ya han enviado a algunos miembros del Gobierno para que las tengan en cuenta, contiene propuestas "valientes", si bien, dijo, no se trata de un documento anticrisis, pues muchas de las medidas contenidas en él encajarían en otra situación económica, sino de un trabajo dirigido al diseño de ese nuevo modelo económico que necesita España. Gómez-Navarro no le quitó la razón en eso y señaló que, más que contra la crisis, este documento es un documento dirigido a fomentar la competitividad.