Actualizado 13/03/2009 20:34 CET

Economía/Macro.- CEIM niega que quiera abaratar el despido y aboga por más flexibilidad laboral

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM-CEOE), Arturo Fernández, negó hoy querer abaratar el despido de los trabajadores, pero aboga por la necesidad de un nuevo tipo de contratos "más flexibles".

En declaraciones a Telemadrid recogidas por Europa Press, explicó que, aunque el despido en España es el más caro de Europa, los empresarios no pretender tocar "en absoluto" los derechos de los trabajadores hasta la fecha. "No queremos abaratar el despido, ni mucho menos, lo que queremos es un contrato nuevo, diferente, más flexible, con el que, en vez de 45 días por año trabajado, se pague 20 días por despido", apuntó.

En este sentido, el líder empresarial subrayó que "es necesario poner remedios inmediatos" a la situación económica y dijo que "es absurdo" que, en España, haya siete millones de trabajos temporales. Por ello, apostó por reducir el número de días de indemnización por despido como la mejor forma de luchar contra la temporalidad.

Así, en referencia al enfrentamiento que CEIM mantiene con UGT y CC.OO. de Madrid por esta circunstancia, Fernández dijo que trabajadores y empresarios tienen que estar "muy unidos" y que, junto con las administraciones, deberían hacer un pacto para "discutir" los problemas.

En referencia a la manifestación que estas organizaciones sindicales han convocado para protestar por la situación laboral en la Comunidad y que tendrá lugar el próximo martes, Fernández recalcó que deberían "ser sensatos" y empezar a arreglar los problemas. "Está probado que los empresarios, junto con los trabajadores, hemos hecho que este país haya vivido los 15 años más ricos y prósperos de nuestra democracia", indicó.

Por otro lado, Fernández señaló la necesidad de generar confianza en los consumidores porque "la gente está entrando en una depresión psíquica". "También en estas crisis se sacan oportunidades y hay que buscarlas", dijo.

Fernández subrayó que los "desplantes" del PSOE con el PP en la región "no son buenos para nadie" y advirtió que deberían de considerarlo. Por ello, pidió a los políticos madrileños y a los de la nación que "luchen juntos" contra la crisis. "En estos momentos, la confrontación política no es deseable para nadie", apostilló.

Además, aseguró que la Comunidad de Madrid está "un poco mejor" que el resto de España, porque "se han hecho los deberes bastante bien".